spot_img

Los carteles de la normalidad, para bien y para mal

Ramón Valencia, acompañado por Pedro Rodríguez Tamayo, ha presentado este mediodía los carteles del abono sevillano en un acto sin grandes tensiones (aunque algún rifirrafe ha habido) en el que el empresario se ha felicitado por volver «a la normalidad», y es verdad que tenía razón, y no sólo por poder vender la totalidad del aforo y celebrar los festejos en su fecha prevista. También, porque lo normal es que a una plaza como la de Sevilla quieran venir todos los toreros importantes y, por tanto, no ha de haber demasiados problemas para las contrataciones si de verdad existe voluntad por todas las partes, como así ha sido en la mayoría de los casos.

La base del abono es Morante de la Puebla, con un total de seis comparecencias, seguido por Roca Rey, El Juli, Manzanares, Pablo Aguado y Juan Ortega con tres; mientras que hacen doblete dos de los grandes triunfadores del año pasado en la Maestranza, Urdiales y Emilio de Justo, aparte de toreros como Tomás Rufo («Rufó», con tilde en la «ó» insistió en llamarlo repetidas veces); Ginés Marín, Daniel Luque o Miguel Ángel Perera. Además, otro de los triunfadores de 2021, Manuel Escribano, sólo torea una tarde pero en solitario, los seis toros de Miura, «una gesta de gran dificultad», recalcó Ramón; y se recupera tras muchos años el formato de seis toros para seis toreros, en este caso espadas de la tierra a los que les deseó «mucha suerte» en esta oportunidad que bien podría ser una criba oculta, algo que el tiempo se encargará de confirmar.

Morante en Sevilla

Habrá además dos alternativas y 18 puestos para novilleros repartidos en seis festejos con divisas de bastantes garantías, y dentro del elenco está incluido el hijo de María Sara, Lalo de María, del que dijo, seguramente por un lapsus, que tomaría «la alternativa con picadores». Respecto al apartado ganadero, sorprendió a los presentes asegurando que el triplete de Juan Pedro Domecq obedecía a los triunfos del año pasado.

CARTELAZOS Y AUSENCIAS INCOMPRENSIBLES

El abono de 2022 tiene combinaciones estelares y un interés general indudable, si bien es evidente que el muestrario ganadero es escaso y reiterativo. Interrogado por la ausencia de una divisa como la de La Quinta, explicó que se puso en contacto con los ganaderos «cuando Curro Vázquez me dijo que Pablo Aguado estaría dispuesto a matar una corrida de ese hierro», pero para entonces, este portal ha podido saber que la corrida ya no estaba disponible. En cualquier caso, Ramón Valencia comentó que a ganaderos sevillanos como Álvaro Martínez Conradi o Aurora Algarra «les da yuyu lidiar en Sevilla», pese a lo cual reconoció que ya les ha pedido que vayan preparando una corrida para 2023. Así, en efecto, se evitará que suceda lo de esta temporada, que no ha sido otra cosa que una falta de previsión.

Respecto a las ausencias de toreros importantes, entró en bastantes detalles al preguntársele por Talavante, quejándose muy educadamente de su incongruencia al no aceptar televisión en Sevilla pero sí en Madrid y, en definitiva, por la falta de interés real del torero de estar en la Maestranza, salvo en una tarde por San Miguel, algo que, entendemos que con buen criterio, Ramón Valencia no aceptó.

Paco Ureña en Sevilla

En cuanto a Paco Ureña, sorprendió que dijera que ni siquiera lo había llamado para contratarle, «al no tener nada que ofrecerle acorde a su categoría», matizó el mismo empresario que ha puesto al debutante Tomás Rufo a matar las corridas de Victoriano del Río y García Jiménez flanqueado por figuras del toreo; o al mismísimo Cayetano en un cartel con dos de los grandes triunfadores de 2021: Diego Urdiales y Emilio de Justo.

En cuanto a Diego Ventura, aseguró que le pidió más dinero al saber que en el cartel estaría Guillermo Hermoso de Mendoza, de manera que al no poder asumir tales exigencias le ofreció el puesto a Pablo Hermoso. «Tardó un minuto en contestar», sentenció Ramón Valencia. Respecto a David de Miranda reconoció que «podría haber tenido cabida», privilegio del que, por ejemplo, sí goza El Fandi un año más.

Finalmente, se le preguntó por la ausencia de Villita en un abono con 18 puestos para novilleros, sin que haya un hueco para el triunfador de las novilladas sin caballos de 2018, y que por unos u otros motivos todavía no se ha presentado en la Maestranza con los del castoreño (estuvo anunciado en 2020 pero no pudo torear al suspenderse los festejos por la pandemia). Tras insistirle este periodista para que diera una explicación convincente o, de lo contrario, admitiera su error, zanjó el asunto con un «ya vendrá el año que viene»…

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img