Juan Ortega sale a hombros en su debut en Jerez

El Juli y Roca Rey cortan una oreja cada uno ante una corrida noble aunque falta de raza de Jandilla

La Feria taurina de Jerez volvió dos años más tarde con, prácticamente, todas las localidades vendidas. Con un aforo del  50%, por las nuevas  medidas establecidas por la Junta de Andalucía tras pasar toda la provincia de Cádiz a la fase II de la desescalada.

El protagonista de la tarde fue Juan Ortega, quien consiguió abrir la Puerta Grande de forma metafórica, ya que debido al coronavirus esta no pudo abrirse. Entre los toros de Jandilla-Vegahermosa destacó el sexto de la tarde, que acompañó al peruano Andrés Roca Rey.

Para El Juli, la tarde comenzó con la devolución de Sarao, que cayó hasta cuatro veces con el capote. En su lugar salió Torquito, el primer sobrero del lote. El torero madrileño comenzó la faena por genuflexas, con una tanda larga y bien rematada que el madrileño lidió en ochos. Mejor por el pitón derecho, con el que El Juli explotó al toro. Por el izquierdo el animal no fue tan audaz. Torquito no levantó los ánimos del público, ni el diestro madrileño con él. La media espada de Julián mató al sobrero en instantes.

No faltaron los intentos del diestro por sacarle algo a su segundo toro, aunque poco se escuchó en la plaza más que murmullos. Algún pase de capote y un par de las banderillas reavivaron las palmas de algunos aficionados. El público se mostró frío ante la larga faena. Pese a ello, y gracias a la buena estocada que motivó la muerte de Preceptor, El Juli consiguió la oreja del toro tras una petición mayoritaria de esta.

Salió el primer toro de Juan Ortega, de nombre “Jarana”, que tiró al caballo en el tercio de varas. Destacable la actuación del subalterno, que pudo sacar al toro con rapidez. La faena estuvo marcada por la buena labor de Ortega, que le dejó espacio y tiempo atendiendo las necesidades del de Jandilla. Con el estoconazo, aunque dejó la espada tendida, mató al toro en pocos segundos. Los jerezanos le concedieron la primera oreja de la tarde al sevillano.

En esta ocasión sí hubo quinto malo. “Sabroso”  fue devuelto tras varias caídas antes de finalizar el tercio de banderillas. En su lugar, el segundo sobrero del lote -el primero fue para El Juli- salió por toriles para enfrentarse al sevillano. El público aplaudió un buen tercio de varas, que el diestro remató con un quite por chicuelinas. El tercio de banderillas no fue menos, aplaudido y premiado con la salida al tercio de los subalternos. No se oyó ni un solo aplauso en toda la lidia. Aun así, el sevillano consiguió la Puerta Grande con un estoconazo que los jerezanos vieron suficiente como para pedir una oreja.

Roca Rey, tercero en orden de lidia, fue el primero en brindar el toro al público. “Mugidor” y el torero peruano protagonizaron un emocionante comienzo de faena por estatuarias que la plaza acogió de buenas maneras. La lidia del toro comenzó repleta de ¡uys! Y ¡olés!, algo que fue decayendo hasta finalizar la labor taurina. No tuvo suerte Andrés con la espada tras pinchar dos veces con esta y tres con el descabello, con un aviso de por medio.

El último toro destacó en el caballo durante un tercio elogiado por el público. Roca Rey comenzó desde el estribo de la plaza, de ahí en adelante, toro y torero comenzaron el enfrentamiento con gran naturalidad. El pasodoble Nerva se fusionó con hombre y animal, que siguieron el compás de la música. El solo de trompeta se mezcló hasta en dos ocasiones con los remates del peruano, casi a cámara lenta. El arriesgado epílogo por manoletinas animó a los espectadores. Estoconazo con el que Roca consiguió una sola oreja, con una fortísima petición de segunda que el presidente negó incluso con la cabeza.

 

RESEÑA

Viernes 23 de julio de 2021. Plaza de toros de Jerez de la Frontera (Cádiz). 6 Toros 6, de Jandilla para El Juli, ovación y oreja ; Juan Ortega, oreja y oreja y Roca Rey, silencio y oreja con petición de la segunda.

Incidencia: Primera de la Feria de Jerez. Casi lleno dentro del aforo permitido del 50%. Al terminar el paseillo, se guardó un minuto de silencio por la esposa del maestro Luis Parra “El Jerezano”, Borja Domecq y Teodoro Matilla. A continuación, sonó el Himno Nacional. El primer toro de la tarde fue devuelto por falta de fuerzas.

 

Javier Bocanegra 

RELACIONADO