Urdiales, gran reserva del toreo añejo

Urdiales corta una oreja, Manzanares y Roca Rey se van de vacío ante una corrida de Victoriano del Río que no fue fácil para los toreros.

 

Tarde de clavel en los tendidos que registraron la mejor entrada hasta el momento, toreros con tirón taquillero. Tres estilos diferentes, el sabor añejo y personalidad de Urdiales, el empaque de Manzanares y el poderío de un torero joven con la ambición de coger el cetro del toreo. La máxima expectación rematada con una de las ganaderías de más prestigio del momento. Pero ya saben aquello de… Dios dispone y al final el toro lo descompone.

 

Abrió la tarde, Jubilado, un toro negro de Victoriano del Río de 554 kg, serio, de pitones acodados, tocado arriba y con puntas negras. Lo recibió Urdiales con verónicas de gran gusto, saliéndose hacia los medios con casi una docena del toreo fundamental de capa rematando en el centro del ruedo con dos medias. Los primeros olés fuertes en la tarde para el torero riojano.

Derribó el toro al caballo, que lo cogió por el pecho en el primer encuentro, después, de nuevo, tandas de verónicas echándole los vuelos con suavidad y rematando con media de buen gusto por el pitón izquierdo.

Se fue al centro del ruedo para brindar en su debut como matador en El Palacio de Vistalegre.

Inició la faena con la muleta con gusto y torería para salirse a los medios ganándole terreno al toro que tomaba la muleta con fuerza y se metía por el pitón derecho. Buena serie con la diestra, destacando derechazos con gusto en los mismos medios. Seguía el toro con embestidas algo bruscas.

Con la zurda, en los primeros compases, el toro se sintió podido y se rajó, poco interés del animal, aunque tomaba la muleta con humillación en el cite, pero cuando quiso ligarlo, el toro quería irse. Inteligente con la izquierda, el torero le tapaba la cara para que no se fuese a las tablas. Faena corta, con destellos de calidad del buen torero de Arnedo que remató con estocada y descabello para finiquitar al primero de la tarde. Ovación.

Susto de Juan Carlos Tirado cuando apuntillaba al toro una vez doblado.

 

Berrendo en negro fue el cuarto de la tarde, toro acucharado de pitones con las puntas hacia arriba, en el que no pudo lucirse de capa Urdiales, que solo dejó una media verónica de calidad.

Buena lidia de Víctor Hugo Saugar “El Pirri”.

Sacó el toro a los medios andándole y perdiendo pasos Urdiales. Tomó la muleta con la mano derecha en la segunda raya del tercio, serie de calidad con mucho temple y gusto para acompañar la buena embestida del toro que remató con un gran pase de pecho.

Iba Urdiales a más en la segunda tanda por la derecha, el toro repetía en la franela, tenía que perder un paso y lo hizo con gusto, naturalidad y empaque.

Le quedaba a Urdiales una serie guardada por el pitón derecho que nos haría retroceder a épocas anteriores. Anduvo con torería, con gusto, clase y personalidad, sabor a buen rioja de un torero que da gusto verlo en el ruedo, sin alharacas, sin tener que impostar, toreo de cante grande que se queda en la memoria de los aficionados. Estocada y oreja para una tauromaquia que jamás pasará de moda.

 

El segundo toro de la tarde, un toro negro, bajo y acodado de pitones, salió suelto en los primeros compases de la lidia. Echaba las manos por delante en su primer encuentro, aunque humillaba el animal en el capote de Manzanares, que le pudo dar una tanda de verónicas en la segunda raya del tercio.

Un solo encuentro en el caballo recibió el segundo de la tarde. Buena lidia del torero de plata Daniel Duarte.

Se fue prácticamente a los medios Manzanares, casi sin probaturas, y le puso la mano diestra para intentar montar la faena. Buena colocación y distancia, muleta plana y bajando la mano poco a poco para centrar la embestida del toro que repetía en la muleta del alicantino, buenos redondos rematados con pase de pecho que fueron jaleados por el público. Con la muleta en la mano izquierda, el toro repetía y Manzanares le daba tiempo para ligar, buenas tandas con la zurda, con gusto y empaque, rematando con sus particulares pases de pechos. Toro encastado que había que tragarle en su embestida. Momentos buenos que falló con la espada. Todo quedó en una ovación.

 

Soleares, se llamaba el quinto toro, negro mulato, largo y serio que blandeaba perdiendo las manos. Poco pudo hacer Manzanares con el capote que estuvo cuidándolo en todo momento.

Comenzó con la muleta dándole tiempo, pero el toro se metía en el segundo muletazo por el pitón derecho doblando las manos cuando lo obligaban. Tiempo y distancia a un toro que no terminaba de meterse en la muleta por culpa de la fuerza.

Citó con la mano izquierda con suavidad, de nuevo tiempo a un toro que se quedaba muy corto en mitad de la serie que no terminaba de coger vuelos por las pocas opciones del burel. Estocada con facilidad, ovación para el torero.

 

Salió el tercero con el hierro de Cortés, un toro colorado, alto y de pitones acaramelados, único cuatreño de la corrida. Lo recibió Roca Rey a pies juntos para salirse a los medios, pero el toro no tuvo el celo para poder enjaretarle una buena tanda en su toreo de capa.

Cayó el caballo junto antes del primer encuentro del animal en el peto, afortunadamente no tuvo consecuencias.

Enorme en el quite Juan Carlos Tirado ante la caída de su compañero Viruta, su buena colocación evitó males mayores.

Estatuarios para comenzar la faena Roca Rey, el mentón hundido en el pecho, rematando con pase del desprecio para su primera toma de contacto con la muleta. Entalonado y exponiendo en el inicio de la serie con la mano derecha el torero peruano, manos bajas para rematar ante el colorado de Cortés que no llegaba a tener el ritmo suficiente para ligar la serie. Con la izquierda no terminaba el toro de entregarse en ningún momento, irregularidad en la embestida a pesar de presentar la muleta bien colocada. Colocación perfecta del matador que le daba el pecho y se ponía en el pitón contrario, pero el toro seguía sin celo para poder ligar las series.

Circulares invertidos para rematar en los terrenos del toro que le llevaron a una voltereta, torero que no deja pasar la ocasión para conseguir conectar con el público. Poderío de Roca ante un toro que no estuvo entregado en ningún momento. Se le fue la espada a los blandos a la hora de matar y todo quedó en una ovación.

 

El sexto, toro negro y de pitones abrochados y astinegros, lo paró Roca Rey intentado torear por verónicas, aunque terminó andándole para ganarle terreno y sacarlo a los medios a un animal que de salida no se entregó en la capa.

Se fue al centro del ruedo para hacer un quite de probatura: chicuelinas y tafalleras a pies juntos, rematando con media y pase de pecho con el capote.

Brindis al público y las dos rodillas en tierra, inicio vibrante ante un toro que se arrancó desde el burladero, pase cambiado rematado en los mismos medios. Fue el centro del ruedo el lugar escogido para torear al último toro de la tarde. Poderío en la muleta, bajando la mano para centrar la embestida del toro que todavía no estaba del todo claro. Aguantaba las embestidas y las paradas.

Por el pitón izquierdo, a pesar de la buena colocación, no pudo sacar naturales limpios. Cogió de nuevo la diestra para imponer su poderío donde alcanzó ligar una buena tanda en redondo. Faena larga donde llegó un aviso toreando ante un toro que no terminó de romper para montar la faena deseada por el diestro. Estocada trasera de Roca que aguantó y demostró que no le gusta dejar nada en el tintero.

RESEÑA
Viernes, 21 de mayo de 2021. Palacio de Vistalegre. (Madrid). Novena de Feria. 5 Toros de Victoriano del Río y 1, el 3º, de Toros de Cortés. Bien presentados, exigentes sin llegar a romper. Diego Urdiales, de burdeos y azabache, ovación y oreja con leve petición de la segunda. José Mª Manzanares, de azul marino y oro, ovación y ovación. Roca Rey, de carmesí y oro, ovación tras aviso y leve petición.

Incidencias: Casi lleno en el aforo permitido. Se guardó un minuto de silencio por el poeta fallecido recientemente, Francisco Brines. Saludó montera en mano José Chacón en el sexto de la tarde.

            Javier Bocanegra

RELACIONADO