spot_imgspot_img

Rufo, rotundo y Lamothe, a tener en cuenta

El novillero talaverano cuaja una gran faena a las puertas de la alternativa cortando dos orejas, el francés revela como un valor importante para el futuro y corta tres orejas a la brava novillada de Los Maños

La tierra batida azul de la Goyesca se había mezclado con el albero dejando una tenue alfombra verdosa como ruedo. Como si el azul del cantábrico se hubiera vuelto verde océano al ganar metros de profundidad. La afición de Bayona respondió a la novillada del abono en el que se anunciaron dos jóvenes aspirantes franceses y un consolidado novillero español, figura de su escalafón, a las puertas de la alternativa. Un cartel al que sumó atractivo la divisa de Los Maños, de tanto cartel en Francia.

Tomás Rufo cuajó una mañana de gran inspiración y rotundidad. La mejor faena de la novillada llegó en el cuarto de la tarde, un noble y serio novillo de Los Maños que exigió hacer las cosas muy bien. Rufo lo entendió desde el saludo capotero, muy enganchado, muy mecido. El remate soltando una mano coronó las buenas verónicas. También tuvo buen aire el quite por delantales, acompañando la embestida desde arriba con su espigada figura. El novillero de Talavera cuajó al novillo aragonés poniéndose a torear desde la primera tanda, sin dudas, sin mácula. Al natural llegaron momentos de gran vibración, con su firmeza y con su estética. Remató la obra por luquesinas, muy ceñidas y una estocada fulminante. Las dos orejas no tuvieron discusión. También se concedió la vuelta al ruedo al novillo de Los Maños.

El primero, brusco y montado en todo momento, no permitió a Rufo estar a gusto con él. Aun así se impuso por la línea del dominio. Firmó tandas con gusto en cuanto se descuidó y dio sensación de solvencia en todo momento. Demostró haber asimilado perfectamente su carrera como novillero y llega a la alternativa con un ambiente extraordinario.

Bayona lanzó ese sábado un nombre a tener en cuenta para el futuro: Yon Lamothe. Un alto novillero con buen estilo y grandes dotes de valor. Su carta de presentación en el novillo anterior a su turno fue por saltilleras, quedándose muy quieto. La ovación fue rotunda. Ya en su turno, con un cuajado novillo de Los Maños salió muy entregado y le hizo un precioso quite por gaoneras, de gran reunión. Se fue a los medios para torearlo de manera prodigiosa al natural, llevando la embestida muy cosida en los vuelos, enroscándoselo sin descomponer la figura, tirando del novillo hacia atrás. Cuanto más por abajo, mejor respondía el novillo. Una buena estocada le puso las dos orejas en la mano. Se concedió una vuelta al ruedo, algo exagerada, al buen novillo de Los Maños.

Más bien exigente resultó ser el que cerró la tarde, pero sacó un buen fondo. Lamothe no se aburrió en ningún momento y apostó con el novillo. Rompió hacia delante y hubo algunas tandas de gran intensidad, ligazón, estética. El francés terminó la faena por luquesinas, también. Una gran estocada y una oreja que completó la gran mañana que había dado.

Menos suerte y menos oficio demostró tener Adam Shamira, le costó mucho hacer repetir a un humillador novillo de Los Maños al que le faltó un punto de entrega. Más a la deriva estuvo con el complejo quinto, que se venía por dentro con feo estilo. Hizo lo que pudo.

RESEÑA

Sábado 4 de septiembre de 2021. Plaza de toros de Bayona (Francia). 6 Novillos 6, de Los Maños para Tomás Rufo, ovación tras aviso y 2 orejas; Adam Samira, silencio tras aviso y ovación tras aviso  y Yon Lamothe, 2 orejas y oreja.

Incidencias: Matinal. 2º de la Feria de Atlántico. El 3º y el 4º novillo Los Maños fue premiado con la vuelta al ruedo.

Imagen | Manuel Corrochano

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img