spot_imgspot_img

Ginés Marín, Pepe Luis Vargas, Jesús Bayort y Juan José Guerrero, en la primera Tertulia Toreteate de San Miguel

Volvieron las Tertulias Toreteate al Hotel Vincci La Rábida de Sevilla, ya adentrados en la Feria de San Miguel. El anunciado hoy en los tablones era un cartel de lujo. Con Javier Bocanegra como maestro de ceremonias, se dieron presencia dos matadores de toros: uno en activo, como es Ginés Marín; y otro retirado del traje de luces pero cercano ahora a los ruedos como lo es el maestro Pepe Luis Vargas. Por otra parte, también acudieron como tertulianos el periodista sevillano Jesús Bayort y el venezolano Juan José Guerrero, empresario taurino, que actualmente regenta la Plaza de Toros de San Cristóbal en su país.

Como no pudo ser de otra forma, la faena de Morante al cuarto toro en la tarde de ayer fue el primer tópico en boca de los hablantes. Jesús Bayort compartió su reflexión acerca de la obra del cigarrero, aprovechando para hablar de su temporada en conjunto: “Hay una diferencia abismal entre el Morante que vimos ayer y el que veíamos a principios de temporada. Habremos visto tardes más completas, más reunidas. Pero todo fue muy espiritual, la belleza estuvo precisamente en la imperfección. Ayer le faltó físico pero rebosó en sentimiento, y creo que la de ayer fue la mejor faena que le hemos visto en Sevilla.”

El maestro Pepe Luis Vargas, que se encontraba ayer presente en la Maestranza acompañando a Juan Ortega,  se pronunció igualmente con respecto al torero de La Puebla: “Morante es, junto a Ordóñez, el torero más completo de todos los tiempos.” Tal y como nos hallamos en pleno San Miguel, se brindó de vuelta el recuerdo de sus dos comparecencias en el mismo ciclo en el que nos encontramos en el año 1985, dos tardes en las que cortó dos orejas a un mismo toro consecutivamente. Esas comparecencias las definió como trascendentales en su trayectoria: “Para mí San Miguel es una fecha sagrada. Supuso un antes y un después en mi carrera.” Igualmente, habló de primera mano de lo que supone torear en Sevilla, con sus callares y sus crujidos: “En Sevilla hay dos silencios: el de la indiferencia y el de la expectación. Y yo me enamoré del segundo, aunque más parezca que se te cae la Plaza encima.”

Hilando con lo que es ver el nombre propio en los carteles que luego se materializan sobre el albero dorado del Coso del Baratillo, habló Ginés Marín, que se anuncia mañana con los de Juan Pedro junto a Morante y Pablo Aguado. Habló de su temporada, de cómo llega a esta ciudad de nuevo: “Ha sido un año muy bonito. La de Santander fue una tarde muy importante en la temporada porque me sirvió para demostrar evolución, buscando dar mi versión más seria. Eso mismo quiero hacer mañana en esta Plaza.” Su relación con la Maestranza es muy especial: “Sevilla me ha costado mucho siempre, no he podido terminar de cuajar un toro aún en su ruedo, sea por sus silencios o por su belleza desmedida. Es una Plaza especial, y para ver toros es la mejor del mundo. Pero para torear es una de las que más cuesta. Te atenaza, te analiza. Pero cuando hay entrega, su respuesta es inigualable.”

Finalmente, intervino Juan José Guerrero, que en estos momentos se halla terminando de confeccionar los carteles de la Feria de San Cristóbal que se celebra en enero en su Venezuela natal. Alguna pista nos dio de cara a los carteles: “De momento, tenemos dos pilares principales en el serial, que van a ser Roca Rey y Jesús Enrique Colombo como torero de la tierra.” Aclaró: se presentan en diciembre, pero en cuestión de una semana ya los tendremos cerrados.” La Fiesta vive una situación crítica en ciertas áreas de la América Latina, habiendo sido los últimos años para Venezuela especialmente duros: “Los últimos siete años han podido ser para nuestro país los peores de su historia taurinamente hablando, pero parece que se está viendo un considerable resurgimiento. Ahora el problema está en países como Colombia, en los que la crisis se abre paso en el mundo del toro, y va a ser una batalla dura de librar.”

Y rodeando estas intervenciones, arropadas por un considerable público, se vivió en el Hotel Vincci La Rábida un mediodía de toros espléndido. Mañana, más y mejor, a la misma hora (13:30), en el mismo sitio. El cartel, nada menos que quien, si Dios quiere, tomará esta tarde la alternativa, Juan Pedro García “Calerito”, Emilio Muñoz y el periodista Álvaro Rodríguez del Moral. Les esperamos con los brazos abiertos.

spot_img

RELACIONADO

spot_img