“En Salamanca siguen pastando muy buenas ganaderías, unas muy conocidas y otras que no lo son tanto»

Vicente Sánchez López (Salamanca, 1981), es a buen seguro, la persona que más conoce la historia del campo charro, cuyos toros han protagonizado algunas de las páginas doradas en la historia de la tauromaquia. Criado en Alba de Yeltes, este investigador incansable, pupilo de Alfonso Navalón, ha recorrido todo el extenso mapa ganadero de esta región recogiendo testimonios orales y escritos, descifrando secretos guardados durante años y recopilando la extensa historia de las familias que fueron dueñas de las grandiosas vacadas salmantinas. Fruto de ello, es la publicación de tres trabajos monográficos: “El toro de Salamanca”, “Verde y oro, ¡Coquilla!” y “El Toro Charro: orgullo de Salamanca”. Este último, se trata de su gran obra, un tratado monumental al que hay que acudir para aprender y comprender lo que ha supuesto Salamanca en la historia, y que ha sido presentado con enorme éxito en ciudades como Madrid o Sevilla. Hablamos con él…

Vicente Sánchez López

Vicente Sánchez López, retratado por Julián Barrera Miguel

“El Toro Charro: orgullo de Salamanca”, tu tercera obra, se está convirtiendo en pocos meses en un auténtico tratado sobre las ganaderías salmantinas que todo aficionado debería tener, ¿ha sido fácil el camino hasta su publicación o existe cierto hermetismo en las ganaderías para mostrar sus “secretos”?

Pues siendo sincero, en absoluto ha sido un camino de rosas. En primer lugar, porque cuando llegó el momento de pegar el arreón final y empezar a hilvanar más seriamente el trabajo de recopilación de años anteriores llegó el maldito COVID-19 que hizo que todo se parase. En segundo lugar, porque los salmantinos somos, en líneas generales, bastante cerrados y aunque es cierto que he tenido la suerte de tener colaboración por parte de la mayoría de los ganaderos hay otra gente, y ahí no me refiero sólo a ganaderos, que prefiere poner zancadillas.

Orgullo de Salamanca… ¿crees que los aficionados que viven en esta fecunda tierra se muestran verdaderamente orgullosos de su legado y lo conocen en profundidad?

Claro que los salmantinos estamos orgullosos de lo nuestro, pero tenemos un problema: no nos sabemos vender. Ya he dicho en alguna otra ocasión que los dos ganaderos que mejor supieron venderse fueron Antonio Pérez de San Fernando y Atanasio Fernández y por ello estuvieron en primera línea durante tantos años. Curiosamente esas dos ganaderías ya no existen y son historia, una historia que debemos enseñar para que los que no la conocen puedan seguir aprendiendo y así sentirse orgullosos de nuestra tierra.

“Los salmantinos estamos orgullosos de lo nuestro, pero tenemos un problema: no nos sabemos vender”

Siempre se ha comentado, o ha existido cierto debate, sobre qué cabaña brava, si la salmantina o la andaluza, ha tenido mayor importancia en el devenir de la tauromaquia… ¿qué opinas al respecto?

En Salamanca ya se criaban toros desde mucho antes de lo que la gente cree. Ese ganado morucho o de la tierra poco tenía que ver con el que ya se seleccionaba en Andalucía donde aparecieron otras castas fundacionales. Y precisamente en el sur se formó la que es la raíz de casi toda la cabaña brava actual: Vistahermosa. A principios del siglo XX fueron muchos los ganaderos charros que acudieron a Sevilla a buscar simiente para refundar sus vacadas.

Entre ellos la familia Sánchez de Coquilla para comprar reses al conde de Santa Coloma y al marqués de Albaserrada; Andrés Sánchez de Buenabarba y José Manuel García de Tejadillo que se trajeron la ganadería de Arribas, la familia Blanco que se trajo los parladé de los Gamero Cívico, la familia Angoso que compró a Saltillo, Graciliano Pérez-Tabernero que se hizo con reses de Santa Coloma, y muchos otros.

 

Pérez-Tabernero, Terrones, Coquilla, Galache… ¿qué significan estos nombres en la historia de la tauromaquia?

Apellidos que a todo aficionado llevan a Salamanca, a su Campo Charro. Por ejemplo Terrones es la finca salmantina más antigua, de la que se tenga constancia, en la cría de toros; Coquilla es el nombre de otra dehesa, rayana a Terrones, que dio nombre a un encaste único que durante varias décadas fue solicitado por las figuras; el apellido Pérez-Tabernero es uno de los más importantes en la historia de la Tauromaquia, una extensa familia que con diferentes encastes consiguió estar en las principales ferias muchos años; Atanasio Fernández, Francisco Galache, Manuel Sánchez Cobaleda, Dionisio Rodríguez, Barcial o Sepúlveda son nombres de origen charro que contribuyeron a la grandeza de la fiesta.

¿Goza el Campo Charro de buena salud en la actualidad o los tiempos pasados y gloriosos nunca volverán?

Obviamente los tiempos pasados es imposible que vuelvan porque algunas de aquellas ganaderías históricas desaparecieron, porque ahora se exigen otras cosas y porque todo evoluciona. Por supuesto que en Salamanca siguen pastando muy buenas ganaderías, unas muy conocidas y otras que no lo son tanto. Pero desde luego hierros como Garcigrande, Domingo Hernández, Pedraza de Yeltes, todos los de la familia Fraile, García Jiménez, Castillejo de Huebra y otros cuantos hacen que el Campo Charro siga en las principales plazas y ferias.

“La mejor forma para que el toro charro vuelva al lugar que merece sería haciendo desaparecer ese utensilio llamado báscula que ha sido tan dañina para la Fiesta”

Grandes toreros de otros lugares de España (Chicuelo, Granero, De la Rosa…), se forjaron en tierras salmantinas, ¿sigue siendo esta tierra un laboratorio y escuela para futuras promesas?

Al tener tantas ganaderías aquí durante los inviernos muchos toreros pasaban largas temporadas y aprovechaban su estancia para tentar la mayoría de los días. Ahora los viajes son más rápidos y aunque algún diestro sí que pasa cierto tiempo en una determinada casa es diferente a como era antes y la relación toreros-ganaderos por supuesto que también, pero está claro que en esta tierra hay matadores y toreros que se siguen forjando a fuego lento en esas mañanas frías de tentadero.

Manuel Jiménez Chicuelo, Manuel Granero y Juan Luis de la Rosa

Manuel Jiménez Chicuelo, Manuel Granero y Juan Luis de la Rosa durante su estancia en Salamanca

 

Conoces bien el día a día de las ganaderías salmantinas, muchas de ellas, poseedoras de un legado genético único, ¿corren peligros estos “tesoros genéticos” ante la imposición de otros encastes?

Desde hace tiempo son muchos los encastes que esta tierra creó y crió que están en peligro. Primero fue la báscula y la imposición del toro grande, después vinieron los saneamientos y las nuevas normas europeas que a estas ganaderías diferentes afectan sobremanera porque reponer animales reproductores de esos encastes es mucho más delicado, y también, por qué no decirlo, los toreros dieron de lado a este tipo de vacadas porque es mucho más “complicado” triunfar con ellas.

Para ti, ¿cuál sería la mejor manera para que el toro charro vuelva a las principales ferias y escriba una segunda etapa dorada?

La mejor forma sería haciendo desaparecer ese utensilio llamado báscula que ha sido tan dañina para la Fiesta. Los kilos para el carnicero y en la plaza verdad, integridad y variedad. A todo esto, hay que añadir que todos deberíamos entender que cada encaste tiene su tipo y sus hechuras y con ello algunas ganaderías podrían volver a ciertas plazas y demostrar lo que tantos años lleva escondido en el Campo Charro.

¿Tendremos un nuevo libro o con este último se cierra una trilogía?

Pues seguramente habrá alguno más, pero sin prisa. Despacio, y más ahora que estoy centrado en promocionar “El Toro Charro” y por suerte quedan muchos viajes con él.

Por último, un deseo para los próximos años.

Pues mira, mi único deseo es que vuelva el respeto. El respeto al toro, el respeto al torero y el respeto al aficionado. Pero sobre todo el respeto a que podamos disfrutar de una afición única y el respeto a que cada uno decida si va o no a los toros sin ser señalado. Eso sí que sería importante.

Gracias

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img