Alberto García: “Volvería a contratar a José Tomás una y mil veces”

El empresario hace balance de la tarde de la vuelta del mito de Galapagar que ha supuesto un auténtico acontecimiento para Jaén

¿Qué balance hace de la tarde vivida en Jaén?

Fue brutal. El presidente de la Diputación y el alcalde me dijeron que la ciudad no había vivido algo así nunca. Una pena que no se redondeara artísticamente la tarde. Se ha generado una economía brutal. Ha habido mucha gente que vino el viernes y se va el lunes. Ojalá tengamos José Tomás para rato.

¿Salen los números?

Cuando una plaza está llena hay para todos. Los números salen, claro. Para el empresario queda un trocito de la tarta. Volvería a contratar a José Tomás una y otra vez. Con eso te lo digo todo.

¿Por qué no se difundió el vídeo resumen?

La comunicación entorno a la corrida de José Tomás se ha llevado de forma conjunta entre nuestro equipo de comunicación y el del torero. Todo se les consulta. Desconozco los motivos y prefiero hablar de lo que ocurrió en el ruedo.

¿Volverá a intentar contratar a José Tomás?

Ha sido una lotería a todos los niveles. Como empresa y como ciudad, a Jaén. Cada año le presento un proyecto a su apoderado, este año han dicho sí. Ojalá en el futuro se vuelva a decantar por alguna de las plazas en las que trabajamos.

¿Qué cree pudo ocurrir?

No ha sido el balance que todos soñábamos. Nos tiene muy mal acostumbrados, cada tarde suele ser histórica. Deja faenas de leyenda por donde pasa. Esta tarde no fue así, pienso que la ola de calor pudo afectar a los animales, llevaban en los corrales dos días con altas temperaturas. Se decidió enchiquerarlos a las 12 de la mañana para que estuvieran mejor. Creo que ha podido ser la gran causa para que no rompieran los toros. También creo que le ha podido pesar al torero, con el esfuerzo físico que conlleva matar cuatro toros. Yo en el callejón estaba hasta asfixiado.

Sorprendió el formato de cuatro toros. A toro pasado ¿Cómo lo ve?

Aficionados me dijeron que habían disfrutado con los matices. Todos sacaremos conclusiones. Es un formato que se ha experimentado por primera vez. Fuera de fechas tradicionales, con cuatro toros. Soy abierto a innovar, a probar cosas diferentes. Creo que si la tarde hubiera roto de otra manera nos habría saciado artísticamente suficiente para que el formato hubiera funcionado mejor. El cuarto fue el toro que mejor funcionó, se sintió esa magia especial que desplaza a aficionados de todo el mundo a verle pero nos dejó buen sabor de boca y ganas de más. Quizá con seis toros hubiéramos llegado a ese clímax al que nos tiene acostumbrados.

¿Por lo tanto volvería a contratarle de esta forma?

Es importante que siga toreando, cómo el quiera, en el formato que quiera pero que siga porque llega a sitios donde el resto de los taurinos no somos capaces.

spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img