Un traumatismo craneal y maxilofacial y tres contusionados, cuatro únicos traslados del domingo

A pesar del temor de los responsables del encierro de Pamplona por tratarse de un encierro de domingo, festivo, y con el añadido de las ganas de los corredores después de la ausencia obligada de dos años por la pandemia, el cuarto encierro de este San Fermín, se ha saldado con una relativa y agradable limpieza. Sin heridos por asta de toro, tan sólo se efectuaron cuatro traslados.

En principio, el más relevante tuvo lugar en la zona de Telefónica. Allí, un mozo fue atendido por un traumatismo craneoencefálico y maxilofacial, si bien no hubo perdida de consciencia. En este puesto de atención médica, también se tramitó el traslado -ambos con rumbo al Hospital Universitario de Navarra– de un herido por una contusión con deformidad en el brazo derecho.

Esta misma extremidad tienen afectada los otros dos mozos derivados a centros hospitalarios. Ambos sin deformidad. Uno, en la zona de Mercaderes, trasladado al Hospital de San Martín; y otro, en la zona de Espoz y Mina.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img