spot_imgspot_img

López Chaves: ‘Me cuesta mucho, porque es mi vida, pero hay que ser igual de valiente que delante del toro y saber cuándo retirarse’

Domingo López Chaves se despedirá como matador de toros en 2023. Coincidiendo con el 25º aniversario de su alternativa, y a los 45 años, el bravo torero salmantino considera que ‘es el momento idóneo’. ‘Me cuesta, lógicamente, me cuesta mucho, porque es mi vida y es lo que hecho durante todo este tiempo, pero hay que ser igual de valiente que delante del toro y saber cuándo retirarse, por ello, entiendo que es el momento’, afirma a Toreteate el diestro de Ledesma que tiene claro que ‘es una retirada definitiva’.

 

Pero, ¿por qué es el momento? ¿Por qué ahora justo un mes después de cuajar de manera excepcional a un toro de Galache en la Feria de la Virgen de la Vega en Salamanca? López Chaves prosigue su reflexión en voz alta afirmando que ‘es un cúmulo de muchas cosas, el cuarto de siglo de alternativa le añade, además, una fecha bonita y redonda’.

‘El toro es verdad que no me está pesando, que estoy muy a gusto delante de los animales, pero no quiero caer en el olvido de los aficionados, prefiero irme ahora que la gente tiene reciente mi nombre y estoy en el circuito de ferias a irme sin torear, pasando un año o más en blanco’, valora sobre un decisión adelantada en la mañana de este miércoles por el periodista Javier Lorenzo, de La Gaceta de Salamanca.

Una decisión madura, por supuesto, ‘que no se tomó en un día’, macerada durante el verano, ‘concretamente, en agosto‘. ‘Es una idea que me empezó a rondar en esa soledad de estar en Francia, por la mañana, sin nadie, cuando tu cuadrilla se va al sorteo, cuando me quedaba hablando con mi mujer y mis hijos, sin saber si te vas a poder despedir de ellos, ellos me han impulsado muchísimo en mi carrera, han sido el motor, pero en una de esas conversaciones de por la mañana que te digo, lo pensé mientras hablaba con ellos y, luego, ya sólo reflexionaba, nunca se me había pasado por la cabeza esa idea de retirarme… Si ahora te aparece… Es una señal’, razona con serenidad.

En este sentido, López Chaves insiste en que se quiere ir ‘con la buena imagen’ que percibe ahora mismo. ‘Está reciente esa faena en Salamanca, oye, también he podido torear mis corridas en Francia, he estado en el circuito de ferias, así que me quedaban cinco o seis corridas por delante, he querido cumplirlas sin distraerme, con la profesionalidad de toda mi carrera y ahora ya me senté con mi gente, les conté mis pensamientos y vi claro anunciar este último año’, ahonda sobre el instante de tomar la decisión.

‘Me voy lo más arriba que he podido estar, no he sido figura del toreo, pero mi carrera sí puedo calificarla de digna y respetada, estoy super orgulloso de la admiración de mis compañeros

‘Me voy lo más arriba que he podido estar, hasta donde he sido capaz de llegar’, reconoce orgulloso tras unos segundos de silencio. ‘Han sido 25 años dando la cara del primero al último y que han dado para mucho, me he entregado en cuerpo y alma al toro, no he sido una figura del toreo, ni mucho menos, pero mi carrera sí puedo calificarla de digna y respetada‘, califica.

Torero de toreros, espejo para muchos, ya no sólo en esa tierra de toros y toreros que es Salamanca, sino en todo el orbe taurino, López Chaves afirma que siente que tiene ‘el respeto de todos los compañeros tanto de oro como de plata, que también son compañeros’.

‘Me siento super orgulloso de esa admiración de los profesionales, es lo que más feliz me puede hacer y lo que me llevo de mi vida en el toro, me dediqué a lo que me encantaba, siempre toreando cuando debía, en las condiciones adecuadas, con dignidad y respeto por el toro, también por mi profesión… No puedo quejarme’, sostiene.

El futuro, a día de hoy, es una incógnita por resolver para el de Ledesma, que ‘en este momento, sólo toca pensar en acabar la temporada y disfrutar de cada tarde, luego ya veremos, pero sí es una retirada definitiva, seguro, tengo mi pequeña ganadería y en el campo Dios dirá, porque es una forma de mantenerme y no abandonarme, pero el torear vestido de luces se acabará para siempre’, afirma añadiendo toda una delaración de intenciones.

‘Voy a prepararme como el que más este invierno, me gustaría que el último paseíllo fuera en La Glorieta, allí empecé y allí, quiero cerrar el círculo’

‘Voy a prepararme como el que más este invierno, quiero estar a tope para el comienzo de la temporada’. El torero charro también tiene claro el lugar que le gustaría para la retirada. ‘Me gustaría que el último paseíllo fuera en La Glorieta, si la empresa lo considera oportuno y cuenta conmigo, allí empecé y allí me gustaría cerrar el círculo’, recuerda en referencia a su alternativa en el coso salmantino, el 15 de septiembre de 1998.

‘No sé si hay una despedida soñada, los toreros no creo que pensemos en un adiós ideal, igual que tampoco existe esa faena soñada, perfecta, pero ojalá pudiera vivir una tarde bonita y que salga todo igual de bien que en la alternativa‘, concluye.

spot_img

RELACIONADO

spot_img