La afición de Palma, rotunda: ‘Lucharemos por nuestra libertad’

La afición de Palma de Mallorca celebra la llegada de las dos corridas de toros que vivirán este año: el jueves 4 y el viernes 5 de agosto se encontrarán con las máximas figuras del toreo en su Coliseo Balear. Una afición vapuleada por los políticos que a lo largo de los últimos años han hecho todo lo posible por acabar con ella. Hace casi una década, el Ayuntamiento de Palma de Mallorca declaró la ciudad como antitaurina. A partir de ahí se desencadenó una serie de acontecimientos políticos lamentables: se prohibió el acceso a la plaza de los menores de 18 años, se trató de legislar contra la esencia del toreo con un proyecto de ley sin muerte en las corridas y se trató de negar los permisos para la celebración de diversas corridas. 

La Tauromaquia ha resistido todos esos ataques y llega a este 2022 con dos acontecimientos tras el parón de la pandemia: el jueves 4 de agosto se lidiará una corrida de Zalduendo para Morante de la Puebla, El Juli y Cayetano. El viernes 5 será el turno de los toros de Luis Algarra para El Fandi, José María Manzanares y Roca Rey.

Bárbara Pons es una aficionada mallorquina de toda la vida. En estos años de dureza no ha dejado de viajar a la península a saciar su sed de toros: Zaragoza, Logroño, Valencia y un sinfín de plazas con la base de Madrid y de Sevilla. Pero su proactividad por la Fiesta no ha cesado en su tierra: “Formo parte de la Tertulia Taurina del Café Niza que tiene muchos años de historia pero que ha ido bajando su actividad, en especial desde la llegada de la pandemia. También soy miembro de la Tertulia Taurina Gastronómica. Nos reunimos una vez al mes”, asegura con cierta tristeza por la falta de contenido taurino durante el año.

Los carteles han caído bien en la capital, la afición se prepara para acudir a la plaza mientras que los antitaurinos se movilizan para manifestarse contra la libertad de asistir a los toros: “Los taurinos estamos mal vistos en esta ciudad pero en cuanto nos conocen se dan cuenta que somos gente respetuosa y tolerante. Con valores”, explica Pons que es abonada de La Maestranza y asegura no perderse ningún año una semana en San Isidro. Dirige la página de Facebook: ‘El Mundo de los Toros’ que hace referencia a la clásica publicación.  

La política entró en materia taurina para hacer daño, en especial la izquierda antiespañola, pero la derecha tampoco ha remediado cuando debía: “Dependemos mucho del Govern y también del Gobierno central que no quieren saber nada de toros. De un tiempo a esta parte todo ha ido a menos y la pandemia ha continuado mellando a los aficionados. En otros momentos nos han apoyado, editábamos libros, traíamos ganaderos y personajes a conferencias con gran presencia de público durante el año. En su momento, cuando gobernó el Partido Popular les pedimos que quitaran la ley que prohíbe en esta comunidad entrar en los toros a los menores de edad pero no hubo forma. Ojalá hubiera más Isabel Díaz Ayuso repartidas por España”.  

Matilla ha programado dos cartelazos tras el éxito de público en 2019 cuando con una corrida ‘monstruo’ formada por Morante, El Juli, Manzanares y Roca Rey que llenó el Coliseo Balear. “La afición de Palma siempre ha respondido. El problema de Mallorca es que no se dan más corridas en ninguna otra plaza. La afición está sin apoyo, sin interés porque no se alimenta. Tenemos una plaza maravillosa con 11.000 espectadores. Lucharemos por la libertad que es lo que nos queda, pero los niños no pueden ir a los toros, esa ley quiere matar las raíces. Necesitamos esa juventud que nos apoye. Si ellos no van tenemos un problema porque cuando fallemos nosotros no habrá nadie”, relata Bárbara Pons. 

Palma de Mallorca, toros, carteles anunciadores

Otro apasionado de la fiesta, involucrado en la promoción de esta feria organizada por Funciones Taurinas es David Devis. Vive muy apasionado el regreso de los toros a su ciudad: “La verdad es que la afición se siente muy alagada por tener dos festejos de este nivel. Por parte de la empresa ha sido un reconocimiento por el llenazo del 2019. Palma está plagada de publicidad y la gente habla de toros”. Este punto le preocupa especialmente: “La buena promoción y la modernización de la Tauromaquia es clave”. Su esfuerzo le está poniendo. 

La afición surgió en David de la mano de sus abuelos, como es el caso de tantos jóvenes en España. Sin embargo, si este jueves algún abuelo quiere llevar a sus nietos la ley se lo impide mientras sean menores: “Recuerdo venir con mis abuelos a los tendidos y mira ahora estoy en la otra parte.  Volver a tener dos corridas de toros en Palma es una gozada”. 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img