spot_imgspot_img

Jesús Duque: «Quiero reivindicarme con otro triunfo para poder estar en los carteles y tener un hueco en el escalafón»

El mundo del toro, en ocasiones, no tiene memoria. Jesús Duque fue el triunfador de la última Feria de Julio de Valencia. Le cortó una oreja a cada uno de sus oponentes de El Parralejo. Han pasado tres años hasta que ha vuelto a ver su nombre en los carteles de esta plaza. Mañana será el día en el que regrese, en un puesto que se ganó en el ruedo. Por ese motivo, Jesús aseguro que «afronto mi compromiso con ilusión y muchas ganas de volver a reivindicar mi sitio. Quiero volver a dar un golpe sobre la mesa para seguir pidiendo el hueco que creo que me pertenece».

El diestro se juega mucho en su próximo compromiso porque afirma que su «temporada depende mucho de Valencia, que es la corrida que ocupa ahora mismo mi mente. Es el día clave que está marcado en rojo y en el que debe pasar algo importante».

Esta actuación será también la de su reaparición, ya que fue operado el pasado mes de abril de una lesión en la espalda. Concretamente, de una microdiscectomía de L5-S1 derecha. De ella, dice estar «bastante mejor, casi al 100%. No puedo decir que recuperado totalmente porque sigo notando molestias. Aún así me encuentro bien. Creo que lo físico no cuenta tanto como la moral. Moralmente estoy al 100%. Toda esa moral y la felicidad que siento por torear en Valencia lo suple».

La lucha de un torero no es nada fácil. A todos estos obstáculos hay que añadir que en los dos últimos años por culpa de la pandemia, el número de festejos y de oportunidades se redujo. En este contexto, mantener viva la ilusión debe ser el principal objetivo. Duque afirma que «lo que prima por encima de todas las cosas es el amor a tu profesión y al toro. Es lo que me hace feliz. Es mi vida. Eso es lo que nos hace a los toreros aguantar. El ir hacia adelante. Siempre piensas que llegarán tiempos mejores. La ilusión que tenemos en nuestro día a día es lo que hace que podamos pensar en un futuro y a no tirar la toalla».

Sus paisanos podrán ver la evolución que ha sufrido la tauromaquia de Jesús en estos tres años. «Los aficionados van a ver a un torero igual de entregado que aquella tarde. La tarde de 2019 en la que triunfé fue muy positiva para mí. A mi toreo le he dado una vuelta de tuerca. Ahora mismo soy un torero más pausado, con más gusto y más reposado. Ojalá las cosas se den para que pueda demostrarlo en la plaza y puedan verlo la gente que vaya. Creo que en estos años en los que no se ha podido torear he ido evolucionando y perfeccionando mi toreo».

El cartel de mañana es ilusionante. Son tres toreros jóvenes que rivalizarán por llevarse la tarde con todas sus armas. El valenciano dice de ellos que «Álvaro Lorenzo y Ángel Téllez son dos toreros jóvenes que están un paso por encima de mí. Ellos están en las ferias y yo lo que quiero es eso. Quiero reivindicarme con otro triunfo para poder estar en los carteles y tener hueco en el escalafón».

En cuanto al ganado, hace hincapié en que «es una corrida que me ilusiona porque es de Fuente Ymbro. Son toros que se mueven, que siempre salen algunos de triunfo. Es lo que necesitamos los toreros jóvenes para poder expresarnos». Y es que esta ganadería no es desconocida para él, ya que fue importante en su trayectoria como novillero. «Fuente Ymbro es una ganadería que a mí me cambió mucho. Tuve un triunfo muy importante con de novillero en un pueblo al lado de Valencia, en Utiel. Me dio una cornada también. Por esa cornada no pude tomar la alternativa, aunque después la tomé de forma triunfal en la Feria de Fallas con los maestros Enrique Ponce El Juli. Por lo tanto, me ha marcado mucho como novillero».

Para sus compañeros de cartel, el paso por Madrid ha sido necesario para darles el sitio que ocupan ahora. Jesús reflexiona sobre ello: «llevo desde 2014, que tomé la alternativa, sin poder ir a Madrid a confirmar después de varias puerta grandes en plazas de primera categoría. Por lo que a través de mis triunfos lo que pido también es la oportunidad de poder confirmar. No me la están regalando, me la estoy ganando. Mi carrera como matador es corta pero en mi currículum he hecho méritos para que me den la oportunidad. Después, ya si soy capaz de resolver o de triunfar, que se me siga dando mi sitio».

Un hecho que pasó desapercibido hace unos meses fue que Jesús Duque traspasó nuestras fronteras para difundir la cultura taurina. El pasado mes de marzo lo entrevistaron para la revista búlgara Biograph, de la que fue portada. El torero recuerda que «es bonito el hecho de enseñar nuestra vida, nuestra cultura y nuestra profesión a gente que no es aficionada, ni tiene ni idea de nuestro mundo. Fue muy gratificante ver que preguntaban cosas con pasión y respeto. Se interesan por nuestra Fiesta. Fue una experiencia muy bonita y que creo que aporta mucho a la tauromaquia». En este sentido, matiza que «es fundamental enseñarlo en los medios que no son taurinos para que se difunda. Que se defienda en un medio taurino es lo normal. En los medios taurinos no es donde hay que defenderlo. Donde hay que hacerlo y exponer los argumentos es en el resto».

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img