spot_img

El Peta, campeón de campeones

Imagen: MIGUEL SESEÑA

El Concurso de Recortadores de Yuncos celebrado el pasado fin de semana reunía a lo más granado del panorama nacional, pero fue Jonathan Estébanez «El Peta» el que se alzó con el triunfo, agrandando todavía más su prestigio.

Lo organizaba la ‘Asociación Cultural Toro Enmaromado de Yuncos’ junto con el Ayuntamiento de este pueblo toledano, dentro de un fin de semana con toros enmaromados y un festejo sin caballos aparte de este concurso de recortes. El Peta, en 2021, conquistó nada menos que 27 títulos y llegaba con fama de favorito, si bien ganar un premio de este tipo es muy difícil siempre. En cualquier caso, en Yuncos todos los participantes se habían erigido triunfador en algunos de los encuentros del pasado ejercicio, de manera que el que ganara sería un campeón de campeones. Y éste fue El Peta, un argandeño que se juega la vida por amor al arte.

Porque… ¿se puede recortar con arte?
Por supuesto. En esto es como en el toreo, que los hay más artistas y más batalladores. Los hay que esperan su toro y lo hacen con mucho arte, y hay otros con menos estilo pero que no vuelven la cara a ningún tipo de toro, que son más de raza, de garra.

Tú, para ganar 27 torneos, supongo que eres completo…
Yo procuro dar la cara siempre pero, si el toro me lo permite, me gusta hacer las cosas con arte.

¿Te gusta el toreo, digamos, convencional?
Por supuesto. El otro día por ejemplo estuve en la novillada de Valdilecha y, si no, me hubiese ido a Las Ventas. Lo he intentado algunas veces pero el toreo a pie es muy difícil. Además es que cada uno tiene que hacer lo que siente, y yo desde pequeño lo que he llevado dentro ha sido el recorte.

¿En esto hay ganaderías duras y comerciales?
Mi experiencia me dice que no, porque he visto de todo sin importar la ganadería. Aquí lo fundamental es que el toro tenga movilidad y transmisión, y eso lo he visto yo en todo tipo de encastes, y al revés, toros parados y reservones, exactamente lo mismo. Los toros de Jandilla del otro día en Yuncos fueron extraordinarios.

Veo recortes, quiebros y saltos. ¿Cuál es tu especialidad?
El recorte, en cualquiera de sus variantes. Yo soy de Arganda del Rey, que es la cuna del recorte, y es que lo he mamado. No me suelo salir de ahí.

¿El recorte es más puro que el salto o el quiebro?
Para mí, sin duda. Respetando todo tipo de suertes, para mí el recorte es lo más difícil y lo más puro que existe cuando te enfrentas a un toro a cuerpo limpio, pero de largo.

¿Pasas mucho miedo?
Muchísimo, y el día que no lo pase es que no le estaré dando a esto de enfrentarse a un toro la importancia que tiene.

¿El jurado te da a veces sorpresas?
A veces sí, porque crees que vas a ganar y no ganas, o viceversa. También depende del ángulo en que les coja cualquier acción, porque según dónde estés la aprecias mejor o peor.

¿En Yuncos lo tuviste claro?
Bastante claro. Tal y como se iba desarrollando el concurso, estaba convencido de que ganaría.

¿Quién te lo puso más difícil de todos tus rivales?
En la final, Dani Alonso estuvo a un nivel muy alto; y en mi grupo Javier Pradanas, que es un recortador saltador que hizo todas las suertes perfectas. Siempre hay gente que te lo pone muy complicado. La gente arriesga muchísimo y no duda en jugarse la vida.

El otro día vi que se le rindió un homenaje al Doctor Crespo antes del concurso. ¿Que esté alguien como él allí, da tranquilidad?
Por supuesto. No es lo mismo que haya otro cirujano que puede ser muy bueno, pero al que le falte experiencia. Cuando alguien como el doctor Crespo, que además va a muchos festejos populares, está ahí cerca, tú eso lo tienes en cuenta.

¿Te has visto alguna vez cerca de la muerte?
Tengo diez cornadas, pero me pegaron una en el cuello en 2017 que pudo ser fatal. Esa cornada, además, me afectó mucho psicológicamente. Tardé en recuperarme.

¿Hasta qué edad se puede estar uno jugando la vida en esto?
Hasta que tu cabeza y tu corazón te lo permita. Yo tengo 31 y llevo desde los 16, pero ahí tienes a El Peque, que tiene ya 47 años y sigue el tío dando la cara día tras día. Un caso así es muy raro que vuelva a repetirse.

¿Entre compañeros, cómo es la relación?
Hay amistad en algunos casos, compañerismo siempre y también mucha tensión, mucha competitividad. El día que se pierda esto último se pierde todo.

¿Cuánto gana un campeón como tú?
Te pagan 200 euros por participar y un premio si ganas, que varía dependiendo del sitio y el tipo de concurso. El mundo del recorte es pura afición, pero si encima de ganas un dinerito ya es una maravilla. Yo participo en casi 90 concursos al año, y así es como me gano la vida.

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img