spot_img

Doctor Hevia: «la lesión es muy grave pero ha podido ser fatal»

Eduardo Hevia, el doctor que se ha hecho cargo de la lesión de Emilio de Justo, ha atendido a TORETEATE para explicar la situación en la que se encuentra el paciente y los pasos a seguir.

Cirujano de raquis y especialista en cirugía vertebral, está considerado como uno de los más prestigiosos doctores en este campo, de manera que el torero extremeño está en buenas manos. Se da la circunstancia de que el doctor Eduardo Hevia estaba presenciando el festejo en la misma plaza, y salió inmediatamente después de saber, por boca de su compañero Garcia Padrós, que iba a ser trasladado a la Clínica de la Fraternidad, de donde es responsable de las lesiones de columna. La primera pregunta es obligada: ¿Cómo está Emilio?, le pregunto. «Emilio está bien porque es un torerazo, con muchos dolores y asumiendo que con unas fracturas cervicales no se puede ir muy lejos».

¿Está muy abatido?

Está relativamente tranquilo, asimilando en el fondo la suerte que ha tenido, porque son dos fracturas muy graves pero que han podido ser fatales.

¿Por qué no lo han sido?

Porque no ha habido desplazamiento. Ese tipo de fractura la conocemos como fractura estallido, que es muy seria pero relativamente estable, sin apenas desplazamiento, y es lo que le ha permitido salir corriendo hasta las tablas después de la cogida. De lo contrario, hubiese afectado a la médula y los daños hubiesen sido irreversibles. Si le llega a afectar a la médula hubiera sido como un descabello.

¿Entonces se descarta cualquier daño neurológico?

Sí. Se le ha hecho una resonancia para examinar la médula y las partes blandas, y todo está perfecto.

¿Será necesaria la intervención quirúrgica?

En principio no, primero porque la fractura no se podría sujetar bien. Al estar el hueso tan machacado los tornillos no podrían hacer bien la labor de sujeción, y tendríamos que sacrificar muchas vértebras sanas en un intento de inmovilizar la zona desde el interior. Por tanto lo haremos desde el exterior, con soportes potentes que serán suficientes.

¿Por lo que me dice, el torero tendrá una recuperación buena?

Sí, de la lesión se va a quedar bien, pero no se pueden acortar los plazos. Hay que estar muy seguro de que está el hueso muy pegado para evitar cualquier riesgo posterior a causa de nuevas caídas.

¿Y cuándo podrá volver a torear?

Yo daría la temporada por perdida, pero creo que lo más razonable es esperar tres o cuatro meses, y a partir de ahí, dependiendo de cómo vaya evolucionando, podremos saber con más exactitud si podrá torear este año o no. Hasta ese momento no podremos tener un pronóstico más exacto en ese sentido. Insisto en que la lesión es muy seria.

 

 

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img