spot_img

Así te hemos contado la cuarta corrida de la Feria de Béziers

Sexto toro:

Cerró la tarde un astado que tomó las telas de Aguado con alegría y prontitud. El sevillano firmó una faena intensa desde el inicio con muletazos importantes por ambas manos imprimiendo su personalidad. Marró con los aceros, escuchando dos avisos.

Quinto toro:

Ortega recibió al quinto con la pierna genufluxa. El astado se movió con alegría y clase en los primeros tercios, dejando dos buenas peleas en varas. Con dulzura por bajo, inició la labor el sevillano, pero el «Algarra» duró solo dos tandas, dejando patente su falta de casta. Antes de ir a por la espada, incluso se echó. Tres pinchazos previos a la estocada acabaron con él.

Cuarto toro:

Se estiró a la verónica El Juli con el cuarto. Se fue a los medios para brindar al público porque parecía que tenía movilidad y transmisión del de Algarra. Cuando se quedó solo con él, el toro perdió motor y se puso incierto. El torero madrileño lo intentó sobre ambos pitones pero sin tomar la intensidad suficiente al no acompañarlo su oponente. Remató con dos pinchazos y media y fue silenciado.

Tercer toro:

Pablo Aguado instrumentó verónicas con mucho gusto al tercero. El de Luis Algarra se pegó una voltereta la salir del caballo, que la acusó con posterioridad. Perdió las manos en el inicio de la faena. El sevillano lo mimó mucho para ir arrancando muletazos con ligazón y muchos sabor. Lo exprimió al máximo y lo mató de una estocada efectiva aunque un poco caída, que le bastó para cortar una oreja.

Segundo toro:

Ortega desplegó su torería en el recibo de capa al segundo. El «Algarra» fue poco castigado en varas y tampoco se empleó en banderillas. Llegó al último tercio desfondado sin darle opciones de triunfo al sevillano. Lo intento con mucha predisposición pero el público se impacientó y optó por abreviar. Remató con media estocada fulminante y fue silenciado.

Primer toro:

Saludó a la verónica El Juli al primero de Algarra con el que estuvo muy firme. Le puso la emoción que no tuvo el noblete animal. Aún así, el madrileño cimentó una faena que a base de cuidarlo y aplicarle su prodigiosa técnica, teniendo calado en los tendidos. El pinchazo previo a la estocada le privó de pasear un trofeo.

 

RESEÑA

hierro luis algarra

Plaza de toros de Béziers (Francia) Francia. Cuarta de Feria. Tres cuartos de entrada. Toros de Luis Algarra, desrazados en líneas generales.

Julián López «El Juli» (de azul bondi y oro), ovación con saludos tras petición y silencio.

Juan Ortega (de verde botella y azabache), silencio y silencio.

Pablo Aguado (de azul marino y oro), oreja y silencio tras dos avisos.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img