spot_img

Un arrollador Roca Rey, Puerta Grande en Albacete

Roca Rey ha conquitado otro feudo. Albacete ha visto cómo el peruano ha pasado por su coso de manera arrolladora. Solo paseó las dos orejas del primero por el fallo a espadas en el quinto. José Fernando Molina, que se doctoró en su tierra, dio una gran dimensión. Cortó un trofeo del toro de la alternativa, pero en el sexto, marró con la suerte suprema un importante triunfo. Otro apéndice paseó El Juli del cuarto, que se encontró con un lote de pocas opciones.

El tercero, a diferente de sus hermanos que salieron con anterioridad, tuvo calidad y clase. Roca Rey estuvo, otro día más, con absoluta rotundidad, desorejándolo. El inicio con pases por alto a pies juntos, tuvo mucha vibación. A partir de ahí, el peruano hizo las delicias con series de largo metraje y mano baja. Concluyó con circulares y bernadinas, poniendo en pie los tendidos. Remató la obra con un buen espadazo.

Otro buen ejemplar de Daniel Ruiz, cayó en manos de Roca Rey. El peruano volvió a estar firme y toreando con mando. Destacaron los primeros compases con mucha despaciosidad. Al final, acabó en los terrernos del toro. Tenía en sus manos un apéndice, pero erró con los aceros.

«Emperadoror», de Daniel Ruiz, fue el toro que le correspondió en suerte a José Fernando Molina para su doctorado. El albaceteño comenzó en el centro del platillo con pases cambiados, que tuvieron mucho calado entre sus paisanos. Construyó una faena medida, porque el animal aunque tuvo clase, se apagó pronto. Antes, plasmó varias series con la mano diestra con temple. Culminó metido entre los pitones y con una estocada que le valieron la oreja.

Cerró la tarde un toro enclasado con el que José Fernando Molina dio una gran dimensión. De rodillas, inició el último tercio como demostración del ansia de llegar lejos del albaceteño. Afinazó una faena en la que brotaron muletazos de bello trazo, con ligazón y mano baja. Tuvo mucha importancia. Las dos orejas estaban en su esportón, pero el uso de verdugillo hizo que se esfueran.

Pocas opciones tuvo El Juli con el sobrero de Daniel Ruiz. El torero madrileño lo intentó por ambos pitones, mostrando mucha disposición, pero el desrazado segundo no estuvo colaborador. Mató de una estocada y fue ovacionado.

Blandeó en los primeros tercios el cuarto. El Juli, que salió como un gallo de pelea, brindó el toro al respetable. Poco a poco fue cimentando una faena que fue más. Lo mimó, con suavidad en el inicio con muletazos que gozaron de profundidad. El de Daniel Ruiz rompió hacia adelante, gracias a la técnica del madrileño. En las cercanías, llegaron los pasajes de más emoción, con un manojo de circulares. Pinchó antes de meter la espada y paseó una oreja.

 

RESEÑA

hierro daniel ruiz

Plaza de toros de Albacete España. Octava de la Feria de la Virgen de los Llanos.  No hay billetes. Toros de Daniel Ruiz, el 2º como sobrero, bien presentados y desiguales de juego. Destacaron 3º, 5º y 6º.

Julián López «El Juli» (de gris perla y azabache), ovación y oreja.

Roca Rey (de nazareno y azabache), dos orejas y ovación.

José Fernando Molina, que toma la alternativa, (de blanco y oro), oreja y ovación con saludos.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img