spot_imgspot_img

Los toros, otra vez en El Batán: de la viva seriedad de Adolfo Martín a la cuajada novillada de Fuente Ymbro

La vuelta de los toros de Madrid a la Venta del Batán es una realidad. 18 años de larga espera se hicieron por fin realidad, la noche del lunes cuando desembarcaron en los corrales de las remozadas instalaciones de la Casa de Campo la novillada de Fuente Ymbro, que se lidiará el sábado, y la corrida de toros de Adolfo Martín, del domingo en Las Ventas.

Este martes se comenzaron a exhibir al público los dos encierros y la Venta del Batán se convirtió en un rosario inacabable de aficionados que, a lo largo de toda la jornada, quisieron acercarse a conocer a los astados que se lidiarán este fin de semana en los festejos que abren la Feria de Otoño en Madrid. Excelente acogida en este regreso, tras el acuerdo alcanzado entre Comunidad y Ayuntamiento de Madrid.

El público pudo ver la viva seriedad que muestra la media docena de cárdenos de Adolfo Martín, muy serios, de imponente trapío y ofensivas cabezas, con leña y arboladura, varios de ellos cinqueños, repartidos en dos corraletas. Serán lidiados por el confirmante Adrián de Torres, Román y Ángel Sánchez.

También en dos cercados, se encuentran los ocho novillos de Fuente Ymbro. Los utreros de Ricardo Gallardo, seis ejemplares negros y dos castaños, abrirán la Feria de Otoño. Se trata de un encierro bien presentado, de utreros cuajados, serios, pero armónicos, de buenas hechuras para el mano a mano de triunfadores entre Víctor Hernández y Álvaro Alarcón.

 

spot_img

RELACIONADO

spot_img