spot_imgspot_img

Solitaria vuelta al ruedo de Diego García en Zaragoza

La Feria del Pilar ha continuado este sábado con la segunda novillada con picadores programada en el ciclo. El juego de los novillos de Antonio López Gibaja han condicionado la labor de los tres actuantes. Diego García dio la única vuelta al ruedo en segundo de la tarde, aunque tanto él como sus compañeros de cartel, Santana Claros y Álvaro Alarcón han estado a la altura de las circunstancias.

No fue nada fácil el segundo, con el que Diego García estuvo firme. Aguantó paradas y derrotes, siempre sin dar un paso atrás. Una faena que tuvo emoción por el peligro del utrero y la seguridad del novilleros madrileño. La espada cayó algo trasera y aunque hubo petición tuvo que conformarse con una vuelta al ruedo.

Noble y manejable, el que hizo quinto. Diego García volvió a dejar su impronta en una faena en la que los mejores pasajes llegaron con la mano diestra. Erró de nuevo en la suerte suprema.

Justito de fuerzas saltó a ruedo el primero de López Gibaja, al que Santana Claros saludó a la verónica. Puso todo de su parte para que la faena alcanzara vuelo, pero constantemente perdía las manos el novillo. No estuvo acertado con los aceros.

El cuarto llegó al último tercio mermado de facultades al pegarse una voltereta durante el recibo de Santana Claros. El malagueño cimentó una faena de menos a más, dejando varias series notables por el pitón derecho.

Álvaro Alarcón intentó empujar hacia adelante al costoso tercero. El novillero toledano dejó constancia de su buen hacer, plasmando muletazos de calidad pero su oponente no le permitió ligar. Falló en reiteradas ocasiones con el descabello.

Cerró la tarde un mansito que tuvo peligro por momentos. Alarcón puso mucha voluntad, pero tenía frente a él un deslucido novillo que no le regaló nada y optó por abreviar.

 

RESEÑA

Plaza de toros de La Misericordia de Zaragoza España. Tercera de la Feria de El Pilar. Un cuarto de entrada. Novillos de Antonio López Gibaja,

Santana Claros (de blanco y oro), silencio tras aviso y ovación con saludos.

Diego García (de verde y oro), vuelta al ruedo y ovación.

Álvaro Alarcón (de sangre de toro y oro), silencio y silencio.

 

spot_img

RELACIONADO

spot_img