spot_imgspot_img

Garrido, sendas orejas en un notable debut en corrida de Los Maños en Zaragoza

José Garrido acarició la Puerta Grande de Zaragoza en una tarde de gran importancia. El extremeño paseó una oreja de cada uno de sus oponentes, porqué erró con los aceros. David Galván dio una vuelta al ruedo tras mostrar una gran dimensión, mientras que Juan Leal, se encontró con la incomprensión de cierto sector del público.

Garrido saludó al tercero con un ramillete de verónicas con mucho gusto a un toro bravo de Los Maños. Con la muleta, lo bordó al natural, toreando encajado y con largo trazo. Fue el mejor pitón del animal y el extremeño lo exprimió. Una faena importante, que de haber matado bien hubiera cortado las dos orejas. Al final, tuvo que conformarse con pasear una. Otra paseó del sexto, al que también cautivó con sus lances de recibo. Un animal que se fue apagando, no antes de que José Garrido plasmara muletazos de mano baja con estética y temple.

Alto y fuerte, el toro del debut de Los Maños. David Galván cimentó una faena en la que hubo pasajes de toreo caro con un animal con calidad y que fue a más. La estocada cayó baja, y aunque hubo una petición mayoritaria, tuvo que dar la vuelta sin la oreja. El cuarto, un toro encastado y exigente con el que Galván estuvo muy firme.

El segundo, el peor del encierro. Sin recorrido ni clase con el que Juan Leal porfió para intentar sacar agua de un pozo vacío. Con pases cambiado por la espalda, inició la faena al quinto. Lo mejor lo plasmó por el buen pitón izquierdo que poseía, pero que no terminó de calar en los tendidos.

 

RESEÑA

Plaza de toros del Coso de La Misericordia, en ZaragozaEspaña. Séptima de la Feria de El Pilar. Media entrada. Toros de Los Maños, bien presentados y de desigual juego, pero con toros con calidad. El 3º bravo, premiado con la vuelta al ruedo. El cuarto, encastado y exigente. El segundo, el peor del encierro.

David Galván (de canela y azabache), vuelta al ruedo y silencio.

Juan Leal (de azul rey y azabache), silencio y pitos.

José Garrido (de blanco y azabache), oreja y oreja.

 

spot_img

RELACIONADO

spot_img