spot_imgspot_img

Una gran oportunidad aprovechada en Bayona

Los seis toreros dan una gran dimensión con una seria corrida de Fraile de Valdefresno y de Conde de Mayalde

Francia es especial en todo. También en su forma de concebir las oportunidades para los toreros. Tres toros de Fraile de Valdefresno y otros tres de Conde de Mayalde para seis toreros, cada uno con sus argumentos. La afición quiso apoyar a los jóvenes matadores registrando una buena entrada, superando los tres cuartos sobre el aforo permitido.

La faena de mayor contenido de la tarde fue la firmada por Alejandro Marcos ante el cuarto, del hierro de Fraile de Valdefresno. Su medido y preciso quite por chicuelinas al anterior toro había maravillado por su sutileza. Con esas mismas formas saludó al serio toro, que a punto estaba de cumplir los seis años y lucía unas astifinas velas. El matador salmantino, muy sereno, soltó sus muñecas para torearlo con mucho gusto ganando terreno hacia delante. Brindó al público y ya en el inicio de faena se sintió la posibilidad de faena grande. Empezó sobre el pitón derecho, llevándolo por bajo. Después se echó la muleta a la izquierda para torear por naturales, lo llevó muy lento, componiendo bien la figura, sin ningún tipo de amaneramiento. Hubo dos tandas de extraordinario trazo, rematadas con sendos pases de pecho para enmarcar. Se vino abajo el toro y llegó el momento de andarle, de los detalles, de la torería. Marcos tiró de recursos en un torero final de faena. Se fue detrás de la espada, cayendo prácticamente entre los pitones. Oreja de peso al buen toreo de Alejandro Marcos.

Una oreja cortaría también Jesús Enrique Colombo tras una entregada actuación ante el quito, el último toro de Fraile de Valdefreno. El venezolano lo recibió toreándolo por verónicas de rodillas para después ponerlo largo al caballo de Gustavo Martos. Gran espectáculo en el tercio de varas, con la arrancada de lejos y alegre del atanasio, que se empleó mucho en el caballo. Colombo quitó por navarras antes de un tremendo tercio de banderillas. El primer par, algo pasado, despertó una fuerte ovación. En el segundo se dejó llegar los pitones al pecho. Y explotó el ambiente en un par al violín en el arriesgadísimo juego con el toro tras clavar en lo alto. Colombo domina la escena, con el público en el canasto brindó al personal y trató de darle distancia al toro para plantear una faena de espectacular. Se vino demasiado pronto abajo el toro, sin permitirle desarrollar prácticamente nada. Terminó por manoletinas y logró calentar el ambiente de nuevo en una contundente y fulminante estocada. Hubo quién pidió la segunda oreja.

El primer toro que lidió el Conde de Mayalde fue el segundo, que le tocó en suerte a Tomás Dufau. De imponente presencia, muy ancho de sienes, tuvo una espectacular salida barbeando las tablas con velocidad. El francés le pegó una larga cambiada de rodillas para después combinar verónicas y chicuelinas en un variado saludo capotero. El toro de Mayalde se arrancó con alegría al caballo. Empezó la faena en los medios, de rodillas, toreando en redondo con gran profundidad. Dufau buscó el pitón contrario en una seria actuación en la que consiguió reunirse con el toro. Remató su faena por luquesinas. Dejó una gran estocada tras un pinchazo y cortó una oreja.

Sorprendió Diego Carretero por su gran voluntad y buenas formas en el aparatoso sexto que cerró la tarde. Un viejo toro de Conde de Mayalde, exigente, con el que el manchego no se arrugó en ningún momento. Con la mano derecha lo pudo por abajo con gran transmisión. Respondió con casta a la exigencia de Carretero, la segunda parte de la faena ya más en los terrenos del toro. Tuvo mucha expresión el final a dos manos, con algunos de los ayudados genuflexos. Estoqueó por arriba (oreja).

Tomás Campos intervino en el quite del toro anterior por verónicas, enganchando bien por delante la embestida y dejando una exquisita media verónica. Al amplio cinqueño que le tocó en suerte, de Conde de Mayalde, le dio un ramillete de verónicas de clásica factura. Brindó al público para a continuación realizar una faena de detalles, con los mejores momentos al natural por dónde embarcó la embestida con suma suavidad y se lo pasó por la barriga. Nada pudo ser ligado, por lo que no terminó de calar en el tendido pero todo tuvo el poso del toreo puro. Templadísimas manoletinas para terminar. Saludó una ovación.

Como director de lidia actuó un buen torero en etapa de madurez como es Morenito de Aranda. Para demostrar que no era ningún invitado de piedra y que todavía le queda por decir en el toreo, se fue a la puerta de chiqueros. El hondo toro de Fraile de Valdefresno le pasó muy cerca en la larga. Lo recogió con encajadas verónicas, ya en el tercio, dónde apretó hacia los adentros aunque humillando. Morenito vio su calidad pese a sus querencias y quiso mimarlo en unas toreras chicuelinas al paso para dejarlo en el caballo. La lidia resultó desordenada por la tendencia del toro a salirse de las suertes. Morenito brindó a todos sus compañeros en un precioso gesto de compañerismo, de maestría. No le dio muchas opciones el toro de Fraile que embistió a oleadas, en una huida constante. El torero de Aranda tuvo paciencia con él y en algunos momentos logró destellos de su personal toreo. Se atascó con los aceros. Durante toda la tarde ejerció su papel de director de lidia, acompañando a los caballos de picar, estando pendiente con la montera calada en la boca del burladero, presto al quite en cualquier situación de peligro, lució el chaleco en oro con el vestido azabache. Aunque no triunfara, con esos detalles marcó una tarde muy torera.

En cuanto a las cuadrillas cabe destacar las grandes actuaciones de Manolito de los Reyes y Sergio Aguilar, que tuvieron que saludar, y de los picadores Alberto Sandoval y de Gustavo Martos.

RESEÑA

Sábado 4 de septiembre de 2021. Plaza de toros de Bayona (Francia). 6 Toros 6, de Conde de Mayalde y Valdefresno para Morenito de Aranda, palmas tras aviso; Thomas Dufau, oreja; Tomás Campos, ovación tras aviso; Alejandro Marcos, oreja; Jesús Enrique Colombo, oreja y Diego Carretero, oreja.

Incidencias: Vespertina. 3ª de Feria del Atlántico.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img