Sazón y capacidad de Luque, tres orejas en Torrejón con un entonado regreso de Fortes

Daniel Luque demostró el largo y contrastado momento dulce que atesora desde hace un par de temporadas y cortó tres orejas en el inicio de la feria de Torrejón de Ardoz. Torero en sazón, firmó una tarde en figura, en un festejo en el que Ferrera paseó un trofeo, como Fortes, que regresaba superada su larga lesión de rodilla, exactamente un año después y firmó una entonada vuelta con una corrida manejable de Buenavista.

Daniel Luque cuajó de principio a fin al enclasado segundo de Buenavista. Un animal que repitió en los engaños y tuvo buen son al que el sevillano, que ya se hizo ovacionar con el percal, después logró correr la mano por ambos pitones llegando mucho al tendido por la profundidad de sus muletazos. La espada, cartas, puso el doble premio en su mano.

Otra logró del quinto, un animal sin celo y que se vencía en el viaje con cierto peligro en los primeros tercios. Sin embargo, Luque apostó por él y lo fue haciendo a fuego lento. Dejándolo pasar a su aire, a media altura siempre, logró darle celo y así logró arañarle las series siempre con la muleta muy puesta en el hocico. Faena de torero en sazón, que rubricó de un espadazo.

La recompensa para Fortes a estos largos meses de trabajo llegó en el sexto. Se pudo estirar a la verónica, pero fue en el volcánico quite por gaoneras, donde el público entró de lleno en su labor. Después, franela en mano, tuvo que poner lo que la insípida bondad del ‘Buenavista‘ no tenía y hubo emoción en una faena que tuvo varios naturales de enjundia. El toreo a dos manos por alto del epílogo, una delicia. La estocada necesitó de un golpe de cruceta, pero no le dejó sin la oreja.

Fortes saludó antes con bríos al colorado tercero de Buenavista. Fue un animal exigente que, incluso prendió sin consecuencias al torero malagueño durante el transcurso de una faena en la que se mostró por encima de su adversario. Saludó una fuerte ovación desde el tercio.

Rompió plaza un animal reservón de Buenavista, que sacó genio en el último tercio y obligó a Antonio Ferrera, que brindó a Fortes, a dar la cara y estar muy firme para poder robarle los muletazos. La buena estocada fue la rúbrica idónea para que paseara la primera oreja de la tarde.

No pudo redondear su tarde en el cuarto, animal desentendido y muy desrazado que se llevó por delante a Javier Valdeoro durante su lidia. El torero de plata fue trasladado a la enfermería visiblemente dolorido. Luego, con la muleta, Ferrera tiró de recursos y de dotes lidiadores para imponerse a su adversario pero no hubo brillo.

RESEÑA
Plaza de toros de Torrejón de Ardoz (Madrid) España. Dos tercios de entrada. Toros de Buenavista, desiguales de presentación y manejables en general. Destacó el lidiado en segundo lugar, con ritmo y transmisión.
Antonio Ferrera, (de grana y oro), oreja y palmas.
Daniel Luque, (de tabaco y oro), dos orejas y oreja.
Fortes, (de celeste y oro), fuerte ovación tras aviso y oreja.
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img