spot_imgspot_img

Toledo: Oreja para Eugenio de Mora en la segunda del Corpus, así te lo hemos contado en directo

Sexto toro:

Cerró la tarde el toro más completo de Conde de Mayalde. Un toro de armónicas hechuras que se movió con buena condición desde salida. Lorenzo lo toreó a placer con el capote y tuvo magníficos momentos con la derecha, especialmente al natural. Le molestó en algunos momentos el viento. El toro hacía el avión se descompuso al tocar la muleta en algunas ocasiones. Calentó con el final por manoletinas, de perfil. Templado y torero. Los dos pinchazos volvieron a mandar al traste la buena actuación. 

Quinto toro:

Toreó muy dispuesto desde el inicio de rodillas, marca de la casa, Eugenio de Mora al quinto, que brindó al torero de plata herido Víctor Cañas. Fue un animal irregular en sus embestidas, pero que tuvo ciertas virtudes que logró potenciar el torero moracho. El final, por bajo, sensacional, especialmente un natural larguísimo. Se atascó con el descabello y perdió la opción de premio.

Cuarto toro:

Más recogido y de preciosas hechuras, el cuarto fue un animal desentendido en los primeros compases, pero que luego se calentó al sentir la puya. En banderillas, echó mano a Víctor Cañas, viviéndose momentos angustiosos porque le lanzó un derrote en la sien y otro a la axila. Pasó por su propio pie a la enfermería, atendido de heridas de diversa entidad. Después en la muleta de Lorenzo, tuvo calidad, a pesar de ser algo tardo, pero el toledano lo toreó con elegancia y una gran disposición. Los multados genuflexos finales, muy toreros. Se le pidió el trofeo, no concedido, a pesar de que lo pinchó por dos veces.

Tercer toro:

El tercero fue un toro fuerte, con bastante cara, pero al que faltó recorrido y transmisión, pero Eugenio de Mora estuvo muy profesional con él y a base de darle sitio y aprovechar esas medias arrancadas logró extraerle los muletazos. Lo mató de estocada corta y le pidieron la oreja, pero el palco no la concedió y saludó desde el tercio.

Segundo toro:

El segundo fue un toro que dio la sensación de quedar lastimado después de perder un par de veces las manos en el recibo de capote y el tercio de varas. Sin embargo, pareció tener un buen fondo de casta y Álvaro Lorenzo estuvo muy preciso con él. Dejó buenos multados, a pesar de que por este motivo, el trasteo no timó vuelo. Pinchazo y estocada, antes de saludar una ovación.

Primer toro: 

Eugenio de Mora paseó una oreja al encastado toro del Conde de Mayalde que rompió plaza. Tras lancearlo bien y ganando terreno en cada pase con el capote de salida, firmó después una entonada faena con poder y mando. Tras una estocada trasera desprendida, paseó un trofeo.

RESEÑA
Plaza de toros de Toledo España. Segunda de la Feria del Corpus. Media entrada. Toros de Conde de Mayalde, bien presentados y de manejable juego.

Eugenio de Mora, (de blanco y oro), estocada trasera (oreja). En el tercero, estocada corta (saludos tras petición). En el quinto, estocada y varios descabellos (vuelta al ruedo).
Álvaro Lorenzo, (de caldero y oro), pinchazo y estocada (saludos). Dos pinchazos y estocada (saludos tras petición). En el sexto, dos pinchazos y media estocada (saludos).
Incidencias: Tras el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en memoria del maestro Andrés Vázquez. 
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img