Tarde de toros y toreros en Granada

Triunfa Pablo Aguado en el último festejo de la Feria del Corpus

Morante le da dos verónicas muy templadas por el izquierdo al primero de la tarde, Ateo. Sin embargo, el toro hace una voltereta perfecta tras una de éstas, y vuelve a clavar los pitones en el suelo poco después, terminando de hacerse daño. Tras un tercio de varas inexistente, el palco asomó el pañuelo verde. Renacuajo no se deja torear con el capote, y se muestra incómodo en los dos primeros tercios, imposibilitando lucimiento de la cuadrilla del torero de la Puebla del Río. Inicia Morante su faena sacándose al animal por bajo, perdiendo el toro las manos, por lo cual intenta aliviarlo, no respondiendo para bien el animal, especialmente por el pitón derecho. Poco más pudo hacer el sevillano, que dejó una media estocada habilidosilla, tras dos pinchazos. Pitos para el toro y silencio para el torero.

Manzanares se luce con el capote con el segundo de la tarde. Correctos primer y segundo tercios. Se saca el toro Manzanares a los medios por bajo, dejando muletazos templados. Una tanda posterior por el pitón derecho mete al público en la faena, ya que por ahí el animal trasmite y acude presto a la muleta. Como por el lado izquierdo el toro no responde de igual manera, vuelve José María con buen criterio a torear con la diestra, en la que el de García Jimenez sigue demostrando su condición de encastado al que hay que poder; hasta que se acaba el fuelle del animal, al que Manzanares ha exigido por la diestra. Entró a matar recibiendo, dejando una media estocada trasera y tendida, suficiente para que el toro se eche. Tras una leve petición, sale a saludar una fuerte ovación.

Carcelario es recibido por Aguado dejando un ramille de templadas verónicas rematadas por una bonita media, no respondiendo a la misma el toro. Tras el tercio de varas, quita Pablo por unas templadísimas chicuelinas, seguido de un más que correcto tercio de rehiletes. Brinda al público el sevillano, y se saca a Carcelario a los medios de modo genuflexo pudiendo al animal y dejando muletazos extraordinarios de inicio de faena, respondiendo el animal que va largo y con clase. La despaciosidad impera en la faena, dejando Aguado muletazos al ralentí, especialmente en la tercera tanda por el pitón izquierdo, yendo el animal profundo y respondiendo, tanto a la exigencia inicial como la despaciosidad que prosiguió (aunque en algún remate punteaba, por culpa del viento, que, aunque fuera prácticamente imperceptible para los espectadores, se hizo presente en el ruedo y deslucía esos finales de tanda). Finaliza la faena con preciosos naturales, de uno en uno para terminar de exprimir al animal, y por último unos muletazos rodilla en tierra. Gran estocada, y 2 orejas, abriendo Aguado la Puerta Grande con el primero de su lote. Fuerte ovación para Carcelario, a la que se unió su matador, que pudo disfrutar con el toro.

Con una rodilla en tierra recibió Morante a Veraneante, tras lo que receta unas buenas verónicas, especialmente por el pitón derecho, mostrando buenas cosas el toro, como la fijeza y la movilidad. Tras cumplir con el varilarguero, quita Morante por una verónica y una chicuelina, quedándose más parado que al principio el toro. No obstante, lo deja Morante otra vez en el caballo, sin sobresalir nada especialmente durante este tercio ni el siguiente, aunque el animal va al cite. Veraneante se va suelto nada más iniciar Morante la faena, empezando de forma torera el sevillano, pero poco más. El animal protesta cuando se le torea por alto, y también por la distancia que le da el torero, conservando la fijeza inicial, pero sin temple alguno. Tras varias tandas sin mucho entendimiento por parte de los dos protagonistas, deja una por la diestra más acertada, algunos muletazos por el pitón izquierdo, y varios detalles a los que nos tiene acostumbrados maestro de la Puebla, quien intenta buscarle las vueltas al toro para sacarle muletazos acorde a su concepto del toreo. Aprovecha las últimas embestidas del animal, que ha carecido de clase en todo momento, lo que, conjuntado por las posibles molestias del viento, ha podido impedir un mayor lucimiento en la faena. Deja una estocada casi entera un poco tendida en todo lo alto, pero muy efectiva. Oreja a la muy voluntariosa labor de Morante.

Frangeado da un volatín completo poco después de salir de chiqueros. Sin perder un minuto, el palco volvió a sacar el pañuelo verde. El 5º bis, Lechón de la ganadería de Daniel Ruiz, también clava los pitones en la arena nada más acercarse al capote de Manzanares, dándose otra voltereta. Buena lidia a este quito, cuidando y templando al animal la cuadrilla del alicantino. Empieza Manzanares probando al animal, tras lo sigue con el toreo en redondo, con temple y por bajo, yendo el toro mejor al natural en un principio. Cuando vuelve a la diestra, José María da dos muletazos por la diestra muy despacio, siguiendo con esta tónica, conjuntada con poderío, por ambos pitones. Vuelve a matar recibiendo realizando una ejecución perfecta, aunque la estocada cae entera pero desprendida y un poco atravesada; por lo que necesitó de un golpe de descabello. Recoge una ovación desde los medios.

Asirio sale entre una polvareda, y lo recibe Aguado con verónicas genuflexas, saliendo sueltito el toro. Tras la primera vara, dejó Aguado una extraordinaria media. Destacable tercio de banderillas, especialmente el tercer par, de Iván García, tras el que se desmonteran los subalternos. De sevillanas maneras se lleva Pablo al toro a los medios. En el toreo en redondo el toro se muestra rebrincado, citándolo el torero siempre con mucha suavidad. Asirio tiene mejores inicios que finales de muletazo, y el defecto de su trote no ayuda mucho a que la faena coja vuelo; sin embargo, Aguado deja buenos pasajes al son de “Nerva” por ambos pitones. Tras un pinchazo hondo arriba un poco tendido, vuelve a tirarse muy bien el matador, dejando una entera en el rincón, que deja al animal muero, aunque tarda en caer por su condición de toro bravo. Recoge el sevillano una fuerte ovación tras petición.

Pablo Aguado salió en hombros al finalizar el festejo al grito de ¡Torero! ¡Torero!”

 

RESEÑA

Domingo, 20 de junio de 2021. Plaza de toros de Granada. Toros de Hermanos García Jiménez y Daniel Ruiz (5º bis). Morante de la Puebla, silencio y oreja; José María Manzanares, ovación tras petición y ovación tras aviso y, Pablo Aguado, dos orejas y ovación tras aviso y petición.

Alicia Peñarrubia

 

 

RELACIONADO