spot_img

Tarde de compromiso de Miguel Ángel Perera en Vista Alegre

Miguel Ángel Perera recitó verónicas de probatura a «Siciliano», que abrió la tarde. Pasó sin brío en los primeros tercios, a excepción del quite por chicuelinas ceñidas de Ginés Marín. Por doblones lo sacó a lo medios, aunque continuaba sin fijeza. El extremeño lo metió en la muleta a media altura con suavidad. Le bajó la mano en las siguientes, llevándolo cosido por el pitón derecho. Al natural, acortaba la embestida pero Perera, dejándosela puesta, logró torear en redondo. Al final el «Garcigrande» se desentendió más, queriéndose ir a tablas. Remató en las cercanías una extensa faena. Clavó media estocada antes de enterrarla, lo que hizo que perdiera un posible premio.

«Majadero» tampoco se entregó en la capa de Perera. Curro Javier cayó al suelo durante la brega del tercio de varas al pisarlo el toro, librándose de la cogida. Brindó al público el extremeño para iniciar por bajo. Protestó mucho en los primeros compases. Dejó una serie de mayor enjundia por el pitón derecho, pareciendo que quería presentar batalla. Un espejismo. Lo intentó al natural, siempre evitando que le enganchara, pero le faltó un punto de emoción al animal. Puso todo de su parte sin obtener la respuesta esperada. La estocada entró baja.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img