spot_imgspot_img

Rafael Molina, de El Parralejo: ‘El año pasado guardamos a propósito la corrida para Madrid de este año, nos gusta muchísimo’

Un valor que se consolida. El Parralejo viene demostrando en las últimas temporadas que el sueño del añorado José Moya es una realidad. Su ganadería se afianza en el circuito de ferias temporada tras temporada y, en 2023, volverá a hacerlo. El hierro onubense volverá a lidiar en las dos plazas más relevantes del panorama nacional: Sevilla y Madrid. También repetirá en otros dos escenarios de envergadura al otro lado de los Pirineos como son Nimes y Dax. Todo un reto para el que están ‘preparados y con la responsabilidad adecuada’.

El Parralejo

‘La temporada pasada fue para enmarcarla, lidiar en esas cuatro plazas tan importantes, para mí, las dos más importantes de cada uno de esos dos países, y quedar bien en las cuatro ferias, que quieran y nos vayan a repetir en las cuatro… Eso es que la cosas funcionan’, comenta el representante de El Parralejo, Rafael Molina, que se detiene especialmente en la vuelta a Madrid, con astados reseñados como el precioso ensabanado de la fotografía de al lado, por San Isidro: ‘El año pasado guardamos a propósito la corrida para Madrid de este año, nos gustaba muchísimo, no quisimos lidiarla de cuatreña y con algún novillo bueno, que también le teníamos fe, creo que hemos armado un encierro serio y de reatas importantes en la casa’.

Además de sus pasos por la Feria de Abril y San Isidro, la divisa andaluza también estará presente tanto en la Feria de Pentecostés, en el Coliseo Romano de Nimes, como en la Feria de Agosto, en el coso de Las Arenas de Dax.

Por último, se han reseñado otros cuatro toros para el coqueto coso almeriense de Roquetas de Mar, donde se anunciará en una corrida de toros con presencia de un rejoneador abriendo el cartel.

‘Cabría la posibilidad de lidiar una sexta corrida, pero por el momento vamos a esperar hasta mediados de temporada, a ver cómo va evolucionando la camada, qué toros lidiamos, las bajas que tenemos, cuántos toros sobran, etc’, explica Molina sobre su materia prima para 2023 que ‘no incluirá este año novilladas, salvo giro en los planes, no vamos a lidiar ningún utrero.

En cuanto a los pelajes de esta seria camada, Molina describe que ‘en los cercados hay mucho toro negro, como es característico en nuestra casa, pero este año también hay bastantes castaños, más que los anteriores, algún que otro mulato, dos jaboneros -uno de ellos podría formar parte del encierro para Dax– y ese salpicado, prácticamente ensabanado, el número 93, que está entre los animales apartados en un principio para Madrid, que es más extraño en nuestra ganadería’.

‘Nuestro objetivo como ganaderos es que los toros estén hechos pronto y con el trapío que reclama cada feria a la que vamos, porque esa es la responsabilidad que está en nuestra mano, presentar un animal impecable, por nosotros no puede quedar que el toro esté preparado en su debido momento, es lo que nos podemos exigir’, señala.

DAX, SU MEJOR CORRIDA EN 2022

Sobre el balance del 2022, el responsable de El Parralejo destaca ‘la corrida de Dax por encima de todas’. ‘Siendo bueno el nivel de las cuatro, me quedo con la de Dax, fue una corrida de muchísimo nivel, luego, la de Sevilla fue la que más repercusión tuvo, también por ese triunfo tan rotundo de Daniel Luque, la oreja de El Fandi..’, enumera.

Madrid también tuvo su importancia, sin ser la mejor, recibió el premio que otorga la Comunidad de Madrid y, de hecho, dos toros distintos de esa misma corrida de San Isidro han recibido premios, eso es bueno’, concluye orgulloso.

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img