spot_imgspot_img

Pedro Algaba y Antonio Fernández Pineda, en la Tertulia Toreteate de la 13ª de abono

Imagen: Carlota Arenas

Una de la tarde, otro día más. Estamos en el Hotel Vincci La Rábida para hablar de toros. Hoy se dieron cita en la Tertulia Toreteate dos invitados: Pedro Algaba, sastre de toreros; y Antonio Fernández Pineda, matador de toros, que actúa como sobresaliente en la Maestranza mañana junto a Manuel Escribano, que se encierra nada menos que con seis de Miura.

Antonio se mostró ilusionado y preparado para la tarde de mañana: «En algunos casos los sobresalientes no llegan lo suficientemente preparados, pero no va a ser el caso. Yo tengo perfectamente asumido mi rol mañana, y vengo para estar a la altura.» Estar en la Maestranza es algo muy grande para un sevillano, y ya ni les cuento para un torero sevillano. Decía ayer Joselu de la Macarena que bien podrían cobrar por torear aquí, y en cierto modo razón no le faltaba. «La Maestranza es la plaza más grande, un templo. Imagínate para alguien como yo, que es de aquí.» Es cierto que los toreros a día de hoy no tienen la suficiente consideración con sus compañeros que no olvidemos, son también matadores de toros. Y bueno, de las empresas mejor ni hablemos. La figura de Antonio es el reflejo de tantos otros que esperan su oportunidad sin apenas recibirla. «El circuito es muy cerrado, los empresarios son también ganaderos y apoderados. Es un monopolio, y si no estás dentro de ese círculo no tienes sitio. Me parece muy injusto.»

Pedro Algaba sigue siendo referencia máxima en la sastrería taurina, como ustedes sabrán.  Hoy viste a Morante, pero según sus palabras no sabe el traje que llevará en la que es su última tarde esta Feria. «Morante tiene tantos trajes nuevos este año que no sabemos cual escogerá.» El diestro de La Puebla confía plenamente en los Algaba de cara al armario: «Siempre que quiere un traje nos lo dice y ya, sin saber qué es lo que le vamos a dar de vuelta. Algunas veces tenemos piques (cariñosos) al respecto.» El avance técnico de los trajes es lo más relevante en los últimos años, haciendo del traje de luces la «segunda piel» del torero. La innovación ha sido posible gracias a figuras como la de él y su hermano Justo, gracias a nuevas fibras en los trajes con respecto a los antiguos.

Ambos mostraron su descontento con el ambiente de los últimos días en la Maestranza. «Es el cáncer de la Fiesta, el cual tenemos dentro» dijo Pedro. Antonio añadió «Falta educación taurina, la cual se obtendría por medio de mayor variedad. No obstante, ha habido gran toreo y grandes toros esta Feria, por lo que no todo tienen que ser lamentos.»

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img