spot_img

Salenc y El Rafi, dos orejas, reclaman atención con dos ‘Margés’ de vuelta al ruedo en el inicio de la Vendimia en Nimes

Adrien Salenc y El Rafi, que logró desorejar al tercero, se reivindicaron en el inicio de la Feria de la Vendimia en Nimes, con sendos toros de vuelta al ruedo de Robert Margé. Los dos jóvenes toreros galos demostraron que quieren ocupar un lugar de privilegio en el escalafón de toreros en Francia y gustó su dimensión por distinta vía. Leo Valadez, con el peor lote, no tuvo fortuna en su confirmación.

Tuvo buen tranco el tercero, toro de embestidas con ritmo y clase. El Rafi, que se hizo ovacionar con el percal, se pudo gustar en una faena en la que corrió la mano por ambos pitones con enjundia. Tras un comienzo más poderoso, firmó un trasteo lleno de suavidad y relajo -el toro, con fondo y clase respondió- que caló de inicio a fin en el tendido del Coliseo Romano de Nimes. No marró con el acero y paseó las dos orejas. Vuelta al ruedo para el toro.

El sexto fue un animal muy diferente. No tuvo clase alguna y nunca descolgó en las telas, El Rafi quiso agradar delante de sus compatriotas pero no tenía materia prima más que para mostrar oficio y matarlo con solvencia.

Serio y hondo, el segundo tuvo buena condición y Salenc lo toreó con aplomo y convicción. Faena reveladora del buen momento de un torero emergente, asentado, que tuvo sus mejores pasajes sobre la mano izquierda. Naturales templados que redondeó con un final hierático por luquecinas, que llegaron mucho al tendido. Paseó un trofeo y se dio la vuelta al ruedo al de Margé.

En las Antípodas de su primero, el quinto fue un animal que tuvo muchas complicaciones, tuvo genio y se defendió el de Margé, que no se lo pudo nada fácil a Salenc. Tuvo firmeza y determinación el francés para a base de dejarle siempre la muleta muy puesta, con mando y toques secos robarle los muletazos. Meritorio.

Dejó Leo Valadez buenas verónicas y variedad con el percal en el toro de Margé de su confirmación en Nimes. Después, comenzó por doblones para someter a un astado sin clase ni entrega, que tendía a acostarse en el viaje y repuso lo suyo. Se vino a menos en su recorrido, además, por lo que el mexicano, muy firme, se justificó y lo mató con habilidad.

El cuarto fue un toro con trapío y cuajo, serio, pero que deparó escasas opciones a Leo Valadez. El torero hidrocálido le buscó las vueltas tratando de sacar lo poco que tuviera dentro el animal, que fue prácticamente nada. Sus ganas se dieron con un muro descastado.

RESEÑA

Coliseo Romano de Nimes (Francia)Francia. Primera de la Feria de la Vendimia. Un tercio de entrada. Toros de Robert Margé, bien presentados y serios. El 2º, premiado con la vuelta al ruedo como el 3º. Buenos toros, salvaron la cara por el hierro galo, pues los otros cuatro fueron animales deslucidos y sin entrega, complicados para la terna.

Leo Valadez (de agua marina y oro), ovación y silencio.

Adrien Salenc (de espuma de mar y oro), oreja y silencio tras aviso.

El Rafi (de rosa palo y oro), que confirmó alternativa, dos orejas y silencio.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img