spot_img

Colosal Roca Rey, rabo de sus dos toros, en hombros con Ureña en Murcia

Colosal. Andrés Roca Rey demostró su condición de figura máxima del toreo en estos momentos y, en una tarde histórica y con ‘llenazo’ en La Condomina, cortó las dos orejas y el rabo de cada uno de sus toros esta tarde en Murcia. Máximos trofeos para una tarde inmensa con una buena corrida de Núñez del Cuvillo. Paco Ureña, que paseó tres orejas delante de sus paisanos, le acompañó en hombros, mientras que Morante de la Puebla también cortó su trofeo en el astado que abrió la tarde.

El tercero manseó en los primeros tercios, pero poco importó a Roca Rey, que empezó de forma aplastante la faena con estatuarios y circulares soltando el estoque de ayuda con una seguridad pasmosa. Supo dar tiempo a un toro justo y administrarlo con inteligencia para componer una faena muy superior a su oponente. Terminó con circulares templados y un toreo de cercanía de dominio absoluto, que impactó en el tendido y creó ambiente de triunfo grande. Lo amarró con una estocada excelente. Le concedieron las dos orejas y el rabo.

El sexto embistió muy rebrincado en el capote de Roca Rey. En la muleta siguió con el defecto y soltó la cara, pero el peruano fue a lo suyo, a templar y a ligar obviando posibles defectos del de Cuvillo. De este modo ligó con la derecha y al natural dejó la muleta muerta entre muletazo y muletazo y los engarzó por abajo. Una última serie apretando al toro llegó mucho a los tendidos y culminó otra buena faena. Mató de excelente volapié y cortó otro rabo.

Paco Ureña toreó muy bien a la verónica al segundo de la tarde. También se lució en el quite por chicuelinas. El toro le molestó en los primeros momentos de la faena pero a base de temple fue corrigiendo y aprovechando al de Cuvillo. Hubo naturales con mucha profundidad, que conformaron la cima de una faena muy completa y seria, que remató de pinchazo y estocada, para cortar las dos orejas.

Ureña toreó al quinto con soltura de capa. El toro no acabó de entregarse en la muleta y esto limitó la labor del torero de Lorca, quien a base de firmeza y entrega logró sacarle buenos momentos al natural. El murciano fue superior al toro en una faena sobria pero importante, que no tuvo nada de cara a la galería. Pinchazo y media. Oreja.

Morante dio lances con las manos altas, cuidó al toro en el caballo y firmó precioso comienzo de faena con mucha torería. Empaque tuvo la primera serie con la derecha y suavidad la que dio al natural. Se le notaba a gusto delante del toro y siguió luciéndose con la derecha en una serie encajada y compuesta. Por el pitón izquierdo, le costaba más pero también lo apuró por ahí completando una faena fluida, limpia y torera que concluyó con pinchazo y estocada. Oreja.

El cuarto presentó problemas de salida y no gustó a Morante. No mejoró el toro melocotón de Cuvillo y el sevillano se limitó a prepararlo para la muerte. Abrevió el de La Puebla. Poco más cabía hacer. Mató con precaución y eso enfadó al público, que terminó abroncándole.

RESEÑA

hierro nuñez del cuvillo

Plaza de toros de La Condomina, en MurciaEspaña. Tercera de abono. Lleno en los tendidos. Toros de Núñez del Cuvillo, desiguales de presentación. Con nobleza y colaboradores para los toreros, con la excepción del complicado cuarto.

Morante de la Puebla (de verde manzana y azabache), oreja y bronca.

Paco Ureña (de coral y oro), dos orejas y oreja.

Roca Rey (de rosa y oro), dos orejas y rabo en sus dos toros.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img