Morante de la Puebla, por bulerías en Jerez

Manzanares cortó dos orejas al quinto de la tarde y Aguado no tuvo suerte en su lote

La última corrida de toros de la feria taurina de Jerez colgó el cartel de ‘no hay billetes’, dentro del aforo permitido al 50%. Morante de la Puebla, protagonizó las primeras palmas por bulerías de la temporada jerezana, por su faena con el cuarto toro de la tarde.

Morante de la Puebla se encontró a gusto con su segundo toro, cuarto en orden de lidia, que le acompañó de menos a más, a pesar de que el público llegó a pedir en dos ocasiones su devolución. El diestro entendió al toro, comenzando con la muleta por alto. El pitón izquierdo, con los remates por el contrario, funcionó bien, pero no tanto como el toreo en redondo por el derecho que levantó a la plaza dos veces para aplaudir por bulerías. Un toro complicado, peligroso en momentos puntuales, al que el torero se impuso notablemente. El estoconazo que mató a Heroína, alentó al público a pedir las dos orejas.

No había comenzado a torear y el público ya aplaudía a Morante de la Puebla en su primera res. Abrió la tarde con un recibo capotero elogiado por todos los presentes con cantidades de olés. El capote, bien abierto, propició verónicas medias y enteras a ‘Sorpresa’, toro noble de embestidas cortas. El animal humillaba mucho mejor por el pitón izquierdo, con lo que Morante consiguió tandas poco ligadas pero templadas. “Metesaca” tendido y estocada en el sitio que mataron al de Juan Pedro en poco menos de un minuto. Con una fuerte petición, el presidente otorgó la primera oreja al de la Puebla.

Manzanares sobresalió en su lidia al quinto de la tarde, que destacó por su casta y nobleza. A pesar de ser el animal de menor peso, con 440 kilos, demostró tener una buena embestida con gran fijeza en la muleta. La labor de los banderilleros fue premiada con la salida al tercio. La templanza del alicantino, junto a los pases largos que propició a ‘Vainazas’ se realzaron con el pasodoble Manolete, que tocaba la banda Acordes de Jerez. Con un estoconazo en el sitio, el diestro consiguió las dos orejas de animal y este la vuelta al ruedo.

Comenzó por verónicas con el capote en su primer toro, segundo de la tarde. El público aplaudió al picador, Chocolate, que aguantó de buenas formas los empujones del segundo de la tarde. Además, parte de la plaza se puso en pie para vitorear la labor de los banderilleros tras los tres pares bien colocados. ‘Soprano’ no terminó de romper, y mostró mayores cualidades por el pitón derecho que por el izquierdo, por el cual perdía el equilibrio en ciertas ocasiones, además de frenaba con facilidad. El animal se rajó en poco tiempo, por lo que José Mari decidió poner fin a la faena metiendo un cuarto de la espada al que se le sumó un pinchazo y medio estoque al lado de las tablas. Con esto, el animal su tumbó y el puntillero termino su tarea.

Pablo Aguado, que debutaba en la plaza de toros de la localidad jerezana no tuvo suerte en su lote. ‘Golfillo’, el tercero de la tarde, demostró su nula fuerza y poca raza, a pesar del buen comienzo de este con el capote del sevillano. El animal se rajó en pocos minutos pese a los intentos del torero. Cabe destacar la buena labor del banderillero Iván García durante el segundo tercio, quien salió al tercio para recoger las ovaciones del público.

El último toro fue devuelto antes de que el picador pudiera meterle ninguna puya, por una gran falta de fuerzas que hizo al animal caerse en más de cinco ocasiones seguidas. Salió así ‘Sopapo’, el primer y último sobrero de la tarde, que se rajó en menos tiempo que cualquiera de los anteriores. Pablo Aguado estuvo dispuesto, recibiendo al sobrero con un farol de rodillas. El toro presentó dificultades desde el caballo, con el que mostró su falta de fuerza y casta. También en las banderillas, el animal estuvo inactivo, lo que hizo que el diestro cambiase de tercio con dos pares puestos. Cuando la banda comenzó a tocar, el diestro pidió que cortasen, vaticinando el final de esta. Sin oportunidades con el toro, tuvo que sacarlo de las tablas en varias ocasiones para intentar darle muerte, cosa que hizo tras un pinchazo y una estocada tras aviso.

 

RESEÑA

Sábado 24 de julio. Segunda corrida de toros de la Feria de Jerez de la Frontera (Cádiz). 6 toros 6 de Juan Pedro Domecq para los diestros Morante de la Puebla, de verde esperanza y oro, oreja y 2 orejas; Manzanares, de escarlata y oro, ovación y 2 orejas; Pablo Aguado, de negro y plata, silencio y ovación tras aviso.

Incidencia: Última corrida de toros de la Feria de Jerez. Colgado el cartel de “No hay billetes”, dentro del aforo permitido al 50%.

Javier Bocanegra

 

RELACIONADO