Mora y Alarcón triunfan en Torres de la Alameda

Si el agua llevó al traste la novillada anterior del Circuito de la Comunidad de Madrid, ya que se tuvo que suspender tras la lidia del primer novillo, en esta ocasión el impertinente invitado fue el viento. Alejandro Mora, Álvaro Alarcón y Leandro Gutiérrez se sobrepusieron a las condiciones climatológicas y al duro comportamiento de los novillos de Villanueva y de José González. La plaza de Torres de la Alameda engalanó sus 38 burladeros -no tiene callejón- para acoger la novillada como el acontecimiento que es.

Alejando Mora dio muestras de su madurez y de su buen concepto ante un desclasado primer novillo de Villanueva. Mora ya quiso torearlo bien con el capote pero el viento le condicionó. Inició la faena a media altura, ganado terreno hacia delante. Se fajó con un novillo que cambiaba el ritmo y, en ocasiones, soltaba la cara con genio. Tan dispuesta como comprometida fue la labor del novillero plasentino que estoqueó por arriba logrando la primera oreja de la tarde.

Otro trofeo lograría del cuarto, de José Gonzalez. Un núñez muy complicado, que sabía lo que se dejaba detrás y que se colaba descaradamente por el pitón izquierdo. Mora puso la calma ante los problemas planteados, aplicó recursos toreros y firmó un personal final de faena antes de una gran estocada.

En el inicio del circuito, fue todo un descubrimiento el nombre de Álvaro Alarcón. Un novillero de Toledo que quiere hacer las cosas muy despacio, muy asentado. En primer lugar pechó con un novillo de José González rajado desde el principio prácticamente que puso toda clase de dificultades. Se llevó dos fuertes volteretas, la segunda de ellas por darle la ventaja de los adentros en los muletazos finales. Antes, cada vez que quiso ligar se encontró los pitones silbando sus muslos, sin humillar, reponiendo peligrosamente. Buscó la colocación en cada muletazo, con una firmeza extraordinaria. Una oreja premió su meritoria labor.

Alarcón no se dejó nada en el tintero con el fuerte quinto, un toro con todas las letras. Además de la exagerada presentación el comportamiento fue complejo. El de Toledo volvió a emplear las cartas de la entrega y la verdad para arrancarle otra oreja de un novillo que no regaló absolutamente nada.

Leandro Gutiérrez vivió la semana pasada como se suspendía la novillada de Navas del Rey a la que nos referíamos en el inicio de estas líneas. Su lote en esta tarde de Torres de la Alameda tuvo el peor novillo, que fue el tercero con el hierro de José González, y el mejor aunque no fácil sexto de Villanueva -con trapío de toro-. Con el tercero hizo lo que pudo dentro de lo imposible. Muy dispuesto estuvo ante el sexto, el más agradecido de toda la tarde. El colombiano lo exprimió por el mejor pitón, que fue el derecho, aunque después se atascó con la espada. La suerte en contra en este circuito, que incluso cuando mejor se estaba acoplando con este último novillo se puso a llover.

RESEÑA DE TORRES DE LA ALAMEDA

Sábado, 20 de junio de 2021. Plaza de toros de Torres de la Alameda (Madrid). Novillos de Villanueva (1º, 5º y 6º), muy serios con mejor condición el 6º y José González Jiménez (2º,3º y 4º), complicados en su conjunto, para Alejandro Mora, oreja y oreja; Álvaro Alarcón, oreja y oreja y Leandro Gutiérrez, silencio y saludos.

Incidencias: 4ª clasificatoria de Circuito de Novilladas de la Comunidad de Madrid.

 

RELACIONADO