La firmeza de Ginés Marín y los naturales de Ángel Téllez con un destacado encierro de La Quinta en Mont de Marsan

Foto: vía Twitter @ginesmarin_info

Ginés Marín ha paseado la única oreja del sexto festejo de abono de la Feria de La Madeleine, en la que también destacó el toreo al natural de Ángel Téllez. Ambos pudieron obtener trofeos mayores, si hubieran rematado bien sus labores, con una importante corrida La Quinta.

La primera oreja que pudo caer fue en manos de Ginés Marín. El torero estuvo muy firme, destacando el toreo en redondo por el pitón derecho. Emborronó su labor con la espada, que cayó baja. El toro fue ovacionado en el arrastre.

Sí paseó la del quinto. Marín supo aprovechar las buenas cualidades de oponente, plasmando pasajes de mucha templanza. Mató de una estocada.

Ángel Téllez, una tarde más, deslumbró con su toreo al natural. Realizó un faena medida a un astado que fue a más en el último tercio. Le bastó con cuatro tandas para conquistar a los tendidos. Después de un pinchazo y una estocada traserita dio una vuelta al ruedo.

Cerró plaza el animal más complicado del encierro. Téllez estuvo muy por encima, jugándosela por momento, ya que desarrolló peligrosidad. Se atascó con la espada y escuchó dos avisos.

No fue la tarde Antonio Ferrera. Abrió la tarde un destacado ejemplar de La Quinta, que fue bravo en el caballo. El torero extremeño no logró acoplarse y decidió abreviar ante el enfado del público que lo abroncó. El toro recibió una gran ovación en el arrastre.

Algo similar vivió con el cuarto, con el que Ferrera no pudo resarcirse. Tampoco se sintió a gusto frente a un animal exigente y con muchas teclas. Optó por abreviar y fue pitado.

 

RESEÑA

hierro la quinta

Plaza de toros de las Arenas de Plumaçon, en Mont de Marsan (Francia) Francia. Sexta de la Feria de La Madeleine. Lleno. Toros de La Quinta, bien presentados, encastados en líneas generales, el sexto fue el más complicado.

Antonio Ferrera (de verde botella y oro), pitos en ambos.

Ginés Marín (de purísima y oro), silencio y oreja.

Ángel Téllez (de tabaco y oro), vuelta al ruedo y silencio tras dos avisos.

Incidencias: Saludó tras banderillear al segundo Rafael Viotti.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img