spot_img

Maximino Pérez: «Después de cerrar el periodo de renovación de abonos estamos muy satisfechos porque el número de abonados continúa en alza»

En medio de un monumental relieve entre casas colgadas y callejuelas empinadas y empedradas, se ubica una de las plazas de toros cuya Feria ha logrado colocarse en lo más alto del panorama taurino. El responsable es Maximino Pérez, que gestiona el coso de Cuenca desde hace más de dos décadas. Su trabajo constante, su visión empresarial y su pasión por la Tauromaquia han logrado lo que muchos califican de milagro.

La Feria de San Julián se ha ganado el apelativo de la «Champions del toreo». Maximino afirma que «se lo dieron los aficionados hace casi diez años. La denominación viene porque siempre los carteles son muy compactos y rematados. Esa es la línea que tenemos que seguir. Llevar a los mejores del escalafón, al igual que ocurre en la Champions, a la Feria de San Julián de Cuenca».

El ciclo de este año se compone de cuatro festejos: tres corridas de toros, una de ellas mixta y una de rejones. Lo completa un concurso de recortadores. Por lo tanto, asiente que «es uno más con respecto al año pasado, pero uno menos que lo habitual. Con la crisis económica, que parece que empezamos a tener, y con una pandemia recién pasada, que ha sido lo peor desde la Guerra Civil a nivel sanitario y humanitario, y también económico, vamos a ver cómo se desarrolla este año para saber si seguimos con la misma línea o le sumamos otro festejo la próxima temporada».

La plaza de toros del Paseo de Chicuelo II se caracteriza por ser la tercera, después de Madrid y Pamplona, en tener un mayor número de abonados. La duda, tres años después de la celebración de la última feria en la que reinó la normalidad, era si estos aficionados seguirían respondiendo de la misma forma. Maximino, ya con las cifras por delante, confirma que «después de haber cerrado el periodo de renovación de abonos estamos muy satisfechos. El número de abonados continúa en alza porque prácticamente no se ha notado. Se han perdido solo unos setenta abonos con respecto a 2019. Si contabilizamos los abonados, que tienen una media de edad están entre 50 y 70 años, muchos de ellos, por desgracia, han fallecido. Si a eso solapamos que solo se han perdido setenta, creo que estamos en un periodo creciente. Es verdad que en corridas puntuales está yendo el público, pero en cuanto al número de abonos se está resintiendo en todas las plazas excepto en Cuenca».

«La clave del éxito es que debe haber afluencia de público en los es festejos para que la Tauromaquia se sostenga, que es por lo que luchamos todos los años»

Maxitoro, no solo ofrece grandes descuentos en abonos y entradas, además de crear grandes carteles, sino que la verdadera importancia de su trabajo ha consistido en ir sembrando afición durante dos décadas para ahora recoger los resultados. El empresario explica que «si Cuenca tiene tantísimos abonados es por varios motivos. Uno es que si se le llama la Champions es porque están todas la figuras todos los años. Segundo, porque con la política de precios que hacemos y sobre todo, el descuento en el abono, es uno de los cosos más baratos con respecto al resto de las plazas de primera y segunda categoría. Hacemos un descuento de hasta un 35% en sol, un 25 en sol y sombra y un 20 en sombra. Esto junto con unas entradas que están por debajo de la media de cualquier plaza, por eso se convierte en activa». En esta misma línea, asevera que «creo que muchas otras plazas deberían de coger nota. La clave del éxito es que debe haber afluencia de público en los es festejos para que la Tauromaquia se sostenga, que es por lo que luchamos todos los años».

Con todos estos argumentos, son muchos lo que se preguntan cómo saca adelante un serial de este calado. Pérez sentencia que «es difícil hacerlo, pero el objetivo no es económico sino seguir con una Feria que tiene que tener un cierto rendimiento. A partir de ahí, somos conscientes de que ese rendimiento tiene que ser equiparable a que acuda mucho público, aunque los beneficios posteriores sean menores».

La Feria de San Julián da el pistoletazo con una corrida mixta de la que el regente de Maxitoro manifiesta que «es un cartel, que lo mires por donde lo mires, es muy atractivo. Si te gustan los toros en la provincia o en otra cercana, es una gran opción». Del mismo modo mantiene que «estamos hablando de uno de mejores rejoneadores no solo de la actualidad, si no de todos los tiempos, Diego Ventura; con Talavante, que es un genio; y la máxima figura que hay en estos momentos juntos a Morante, que es Roca Rey«.

Al siguiente día, abrirá la tarde uno ídolos de este feudo. «Julián López «El Juli» es el torero que más veces ha salido por la Puerta Grande de la plaza de toros de Cuenca en toda su historia. Además, que sigue siendo lo máxima figura después de 23 años de alternativa». Y continúa aseverando Pérez, que «estará acompañado por Manzanares y por la revelación de esta temporada que es Tomás Rufo. Es uno de los diestros más frescos del escalafón y el triunfador del ciclo isidril».

El festejo del lunes contiene uno de los ingredientes de mayor expectación de los últimos cuatro meses. «Uno de los alicientes más importante de la Feria es ver a Emilio de Justo un día después de su reaparición en Almería en ese mano a mano con Roca Rey. Tendremos la oportunidad de ver en qué condiciones está. En Cuenca vamos a atisbar si sigue siendo esa figura que prometía. No me cabe duda que será que sí. Puede ser uno de los acontecimientos del año y no lo estamos valorando en su justa medida».

«por motivos del guion, Ventura no está en la corrida de rejones y está en la mixta, pero ahí debería de haber estado porque siempre intentamos tener a los mejores del escalafón dentro de lo que los aficionados nos van demandando un año tras otros»

Lo que no falta puede faltar cada año en Cuenca es el espectáculo de rejones, que tiene un gran ambiente. Maximino lo justifica porque «hay muchos espectadores que están deseando ver qué cartel de rejones vamos a dar. Son aficionados única y exclusivamente al caballo. No solamente en la ciudad, si no en toda la provincia hay mucha pasión por el festejo ecuestre. A los hechos me remito ya que todos los años hay una grandísima entrada». La terna de caballeros está formada por Andy Cartagena, Lea Vicens y Guillermo Hermoso de Mendoza pero «por motivos del guion, Ventura no está en ese cartel y está en la mixta, pero ahí debería de haber estado porque siempre intentamos tener a los mejores del escalafón dentro de lo que los aficionados nos van demandando un año tras otros».

Otro de los atractivos de cada Feria de San Julián es la variedad de ganaderías que se anuncian. Sobre ello explica que «el elenco ganadero es variopinto. Hay una corrida de Santa Coloma, como es la de Rehuelga, dos de encaste Domecq, la de Victoriano del Río y José Vázquez, otra de Benítez Cubero, que es casi un encaste propio. Hay para todos los gustos en todas las fechas y todos los bolsillos. La pregunta de esta Feria es, o por lo menos es lo que hemos intentado que se pregunten todos es, a cuál no vamos».

Maximino Pérez concluye pidiendo tres deseos para esta Feria. «El primero, que haga buen tiempo, no tanto calor pero que tampoco nos llueva porque todos los años nos llueve y ojalá nos respete el tiempo; segundo, que embistan tres o cuatro toros cada día, que es mucho pedir, pero que en Cuenca pasa muchos años; y el tercero, que no vivamos ninguna situación pandémica como la que hemos pasado, ni humanitaria ni sanitaria».

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img