spot_img

Marco Pérez y El Juli cuelgan el “no hay billetes” en el 64º Mano a Mano de la Fundación Cajasol

IMAGEN: TOMÁS QUIFES

El acto, titulado “El Toreo y la niñez”, que tuvo lugar en el Teatro de la Fundación Cajasol de Sevilla, fue moderado por José Enrique Moreno.

Hoy, a las ocho de la tarde, a lunes 4 de abril, se dio cita la 64ª edición de los “Mano a Mano” de la Fundación Cajasol de Sevilla, en su mismo Teatro. El acto, bajo el título de “El Toreo y la niñez”, contó con la presencia de Julián López “El Juli” y el becerrista Marco Pérez; fue moderado por el periodista sevillano José Enrique Moreno. 

Ambos están unidos por sus inicios, vestidos de pasado los de El Juli y en ciernes los de Marco. Nunca se ha cansado el toreo de ver nacer a prodigios, siendo precisamente ellos los culpables de que la llama de la afición siga tan viva como lo está. 

El debut en público de Julián data de 1995, fue la Plaza de Toros de Mont-de-Marsan la que le vio partir a navegar sobre las aguas del toreo. Tenía solo doce años, y ya estaba en boca de todos. Marco, con tan solo un par de años más, debutó en público el año pasado en el otro charco. Testigos de ello fueron Lima, Quito y Manizales, ninguna de las tres quedó indiferente. Anteayer torearon los dos juntos en Granada, y ambos la pusieron patas arriba. Veteranía y juventud cogidas de la mano. Hoy esa estampa se repetía de nuevo en las tablas del Teatro Cajasol.

Comenzó el acto con una sonora ovación de manos del público allí presente, que puso el cartel de “no hay billetes”, el cual posiblemente no sea el último que cuelgue en esta ciudad si el destino le es justo. Tras una breve introducción de José Enrique Moreno, comenzó el rompedor mano a mano, que por primera vez en mucho tiempo se dio entre dos toreros, no siguiendo el formato habitual. Hablando tocaron todos los palos. El símil entre ambos es inevitable, y no pudo evitar recalcarse varias veces a lo largo de la conversación. El Juli no tardó en deshacerse en elogios frente a Marco: “le veo con un oficio único, muy perfeccionado. Es un gusto poder abrir cartel hoy”. El jovencísimo salmantino sorprendió a todo aquel que no le había escuchado con anterioridad. Su desparpajo hablando es casi equiparable al que tiene toreando. Más de uno y de dos desplantes dejó sobre las tablas con sus palabras. Entre sus declaraciones, “llenar el escenario es muy importante”, y vaya si lo llenó. 

Más de un titular dejaron ambos. Marco habló de Sevilla: “La Maestranza es una plaza en la que me encantaría tomar la alternativa, por toda la historia que alberga y porque es una de mis favoritas”. También le preguntó José Enrique Moreno por el futuro, teniendo frente a frente a un matador de toros como El Juli, con nada menos que 24 años de alternativa. Marco respondió: “Prefiero vivir en el presente”. Se caía la plaza. El Juli, por otra parte habló también de Sevilla: “a Sevilla han habido años en los que me ha costado cogerle el aire, pero siempre la consideraré una de mis plazas”. También aprovechó para aconsejar a Marco: “Tu historia la escriben los errores que cometes. Yo he cometido muchos a lo largo de mi carrera, pero nadie te va a enseñar más que ellos”. Prosiguieron comentando algunas de las fotos capturadas por Sara Navarro ayer en Granada. Resultó para todos impresionante la capacidad y el temple que transmitían las instantáneas que reflejaban a Marco, así como la conexión especial con los tendidos que refleja su estar en los ruedos. Aquí hay torero.

El Mano a Mano concluyó con la proyección del vídeo promocional producido por la Empresa Pagés de cara a la Feria de Abril de este año 2022. La producción del mismo es exquisita. Se termina como se empieza, y una sonora ovación despidió a los toreros a las nueve en punto de la noche. Estoy seguro de que nadie se fue a casa insatisfecho.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img