spot_imgspot_img

Manuel Diosleguarde recibe el alta hospitalaria, tras 36 días de su gravísima cornada: ‘Por fin… Vuelta a vivir, a respirar y pronto a torear’

Manuel Diosleguarde ha abandonado este mediodía, 36 días después de su gravísima cornada en Cuéllar (Segovia) que alcanzó a la femoral y afectó también a la safena, el Hospital de Salamanca tras recibir el alta hospitalaria. El matador de toros salmantino fue derivado semanas atrás a este centro, más cercano a su domicilio, después de permanecer desde el 28 de agosto en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

‘Por fin…vuelta a vivir, a respirar y pronto a torear‘, con esta escueta pero reveladora frase anunció la noticia Diosleguarde, acompañada de dos fotografías en las que se le puede ver caminando y sonriente.

Diosleguarde, que fue el desgraciado protagonista de, seguramente, el percance más grave de esta temporada, continuará ahora con su recuperación desde su domicilio. Si bien, tendrá que acudir periódicamente a los centros sanitarios para ser revisado el estado y el correcto riego de la pierna.

spot_img

RELACIONADO

spot_img