spot_img

Luis Gerpe confirmó y se ganó la repetición

Fuerte y muy serio, ofensivo y con pecho, el primero de Hoyo de la Gitana apretó para dentro de salida y blandeó una y otra vez, por lo que fue devuelto antes siquiera de ser picado. En su lugar, se corrió turno y salió el sexto, de José Escolar. Toro fuerte y lleno, con caja, por encima de los 600 kilos, abierto de cuerna y acodado, que repitió con celo en el percal de Luis Gerpe, que trazó buenas verónicas.  Se arrancó de lejos con alegría en ambas varas, aunque buscó las dos veces el pecho de la montura. Se desmonteró en banderillas, donde hubo que llegarle mucho, Joao Pedro da Silva.

Fue un toro agarrado al piso y reservón, con menos finales por el derecho, pero que tuvo importancia en sus embestidas, especialmente por su buen pitón izquierdo. Por ahí, de uno en uno, hubo naturales excelentes de Gerpe, echando los vuelos y enganchando cada embestida. Hubo hondura y limpieza en cada uno de ellos. Mantuvo el interés la tanda postrera con la diestra, con el toro ya más parado. Lo mató de estocada en el sitio y se le pidió la oreja, que no otorgó el palco. Dio una vuelta al ruedo.

Un precioso y muy astifino burraco de Couto de Fornilhos salió en sexto lugar, primer sobrero, tras haberse corrido turno en el primero. Muy mal picado, pareció acusar esas varas, sin embargo, cuando parecía haber pasado el corte, ¡tras el tercer par de banderillas! Fue devuelto. Salió en su lugar un bis de Casa de los Toreros, colorado y hondo, basto de hechuras y más blando que el anterior, que también fue devuelto.

Salió en su lugar, un sexto tris de Montealto, castaño cinqueño, toro con expresión de viejo y. con edad, muy serio y ofensivo por delante. Bajo y de lomo recto, muy hondo y con cuajo. Lo toreó con cadencia a la verónica en el tercio, lances templados que abrochó con una gran media. Empujó en varas, aunque se repuchó en el segundo encuentro. Luego fue un toro noble y manejable, pero al que faltó emoción. Animal de insípida embestida con el que Gerpe dejó muletazos de buen trazo, pero al conjunto le faltó transmisión, por esa sosería del burel. Epílogo por bernadinas. El confirmante estuvo hábil con la espada y dio una vuelta al ruedo, entre algunas protestas.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img