spot_imgspot_img

Luis Bolívar: «Fue un sueño lidiar los toros de Victorino en Cali en una tarde redonda difícil de volver a vivir»

Luis Bolívar es el máximo exponente del toreo colombiano. Sobre sus hombros reposa la responsabilidad de defender la Tauromaquia en su país en estos momentos convulsos que se están viviendo. Su lucha y sacrificio es inquebrantable, al igual que lo ha hecho todos estos años en los ruedos.

Con este contexto político, el matador de toros de Colombia explica que «por mucho que uno se exprese, intente plantear ideas o provocar algo, desafortunadamente el feedback que hay en sector es extremadamente lento. La defensa debe ser global, México, Ecuador, Colombia, Perú, España, Francia. Al fin de cuenta están atacando a la industria en general. Creo que es una profesión muy individualista y por eso no terminamos de unificar el esfuerzo global».

En las últimas semanas el Gobierno de Colombia aprobó una reforma tributaria mediante la que se grava el IVA del 19% de las corridas de toros. A esto hay que sumar que hace diez día el Senado votó a favor de prohibir las corridas de toros, aunque dicha votación no es vinculante. Bolívar aclara que «se está en la pelea. Son cuatro rounds. Nosotros hemos ganado uno importantísimo que iba directamente a la Tauromaquia solamente. Este proyecto engloba algo más, pero desafortunadamente es un país extremadamente corrupto y todo lo mueve el dinero y los intereses. Ahora mismo genera más ir contra la Tauromaquia. El negocio de la política es apostar por el mundo bio que nos quieren implementar y colonizar. Creo esto es falso. Quedan aún dos debates».

Sobre el movimiento antitaurino es contundente al afirmar que «ellos hacen muy bien el trabajo de comunicación y de difundir noticias falsas para provocar las acciones que ellos buscan. El problema es que nosotros aquí en Colombia no nos hemos podido terminar de unificar para conducir el trabajo hacia una mismo canal».

«Los ganaderos han reajustado sus camadas por lo que estamos carentes de animales en el campo y dificulta que se puedan celebrar más corridas en la provincia»

Uno de los últimos triunfos importantes de Luis Bolívar fue en Villapinzón en una corrida que tuvo tintes reivindicativos. Este no será el único pueblo en el que toree, ya que tiene la intención de acercar la Tauromaquia a muchos más rincones de Colombia. Señala que «a principios de año no lo pude hacer por circunstancias o porque no tenía la madurez necesaria para afrontar esta decisión en el aspecto con las negociaciones con las plazas de primera. En estos momentos estamos trabajando en ir a localidades como Vetusta o Puente Piedra. Los toreros tenemos la obligación de torear en todos los sitios«.

Actualmente los empresarios se están encontrando con otra traba para organizar los festejos. El diestro colombiano pone sobre la mesa un apunte desconocido por los aficionados. Cuenta que «después del Covid no hay animales por el costo de la alimentación. Los ganaderos han reajustado sus camadas por lo que estamos carentes de animales en el campo. Eso dificulta que se puedan celebrar más corridas en la provincia».

Su siguiente compromiso lo tiene en la Feria de Cali, que actualmente en la más importante del país después de que hace unos días se conociera que la Santa María de Bogotá no abrirá sus puertas por segundo año consecutivo. Al respecto comenta que «en Cali es donde empezó mi carrera. Manizales lo ha hecho siempre bien porque cuenta con equipo de trabajo de muchos años. Por el contrario, Cali ha ido cambiando constantemente de empresarios y ha hecho que todos estos años sea algo distinto». En este sentido, añade que «ahora la Tauromaquia tiene unos costos muy elevados y hay que tener capital para hacer la publicidad que se necesita para crear impacto».

«Afronto la tarde con ilusión y la gente tiene expectativas de ver el mano a mano»

Hace justo un año fue uno de los protagonistas en Cali, junto a Emilio de Justo y los toros de Victorino Martín, de la que se ha denominado como la «Corrida del Siglo en Colombia». Dice recordar aquel día «con mucha emoción. Victorino ha sido como un padre para mí con el que estuve muchos años. Fue uno de los primeros que me apoderó. Era un sueño el poder lidiar los cárdenos en Colombia. La corrida embistió y anduvimos a un gran nivel los dos toreros. Fue una tarde redonda, que es muy difícil poder volverla a vivir por por todo lo que se unió».

Tauroemoción ha querido reeditar aquel mano a mano, aunque al no poder viajar los toros de Victorino Martín, serán testigo del mismo los astados de Las Ventas del Espíritu Santo, propiedad de César Rincón. Bolívar confiesa que ese festejo «lo afronto con ilusión. La gente tiene expectativas de ver el mano a mano de esa tarde. Ojalá la corrida embista y podamos volver a disfrutar todos». Un día antes está anunciado también el tradicional Festival Señor de los Cristales que «va a servir para desengrasar para el día después y para disfrutar de otra tarde toreando en nuestro país».

En cuanto a la temporada española, sumó dos compromisos importantes en las plazas de Madrid y Bilbao. Pensando en el próximo año asegura que «las circunstancias están muy difíciles, sobre todo en ese tipo de corridas. Es mucho desgaste. Son muchos años de carrera. He tenido unos 10 ó 12 años en los que he toreado en todas las ferias. Ahora viendo como está todo hay que valorar si merece la pena todo el esfuerzo que hay que hacer al estar anunciado en esos festejos. Hay que esperar aún para desarrollar el planteamiento».

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img