Los mano a mano en la carrera de Manzanares

Repasamos las ocasiones en las que el diestro alicantino ha alternado con un sólo torero a lo largo de su trayectoria; esta tarde alternará en mano a mano con Pablo Aguado

José María Manzanares se había marcado el objetivo de retirarse de su profesión sin haber abierto un cartel en toda su carrera, sin embargo en este 2021, completamente comprometido con la situación que vive el toreo ha decidido anunciarse en tres corridas en mano a mano, siendo director de lidia en dos de ellas. El primero fue un sentido homenaje a su padre alternando con El Juli en Alicante en una tarde muy especial en la que cortó cuatro orejas y salió a hombros con la figura madrileña que obtuvo dos trofeos. Pocos días después se ‘enfrento’ a Roca Rey dando una gran tarde toros pese a ser dos toreros de corte tan distinto. Y esta tarde alternará por primera vez en mano a mano con Pablo Aguado en El Puerto de Santa María, dos toreros muy del gusto de la afición gaditana.

Las primeras veces que José María Manzanares toreó en mano a mano fue como novillero en el año 2002: En Valencia con Matías Tejela, en Málaga con Salvador Vega y en Fuengirola (Málaga) con David Galán. Todos ellos, un éxito. Su presentación como matador de toros en Francia al año siguiente fue en Nimes con toros de Juan Pedro Domecq rivalizando con Javier Conde. Dio buena imagen y cortó una oreja de peso.

En 2006 alternó en mano a mano con otro torero dinástico como es el matador Pedro Gutiérrez ‘El Capea’, fue en Bargas (Toledo) con toros de Santa María a los que les cortaron un buen número de orejas.

Al año siguiente afronta dos carteles de esta modalidad en dos plaza de responsabilidad como son Alicante y San Sebastián. En su tierra, en una intensa actuación, triunfa pero resulta corneado por lo que El Juli que también se había ganado el derecho de salir a hombros decide irse andando en respeto a su compañero, con toros de Matilla y El Ventorrillo. En la plaza de Guipúzcoa corta dos orejas a una corrida de El Ventorrillo mientras Alejandro Talavante sólo consigue un trofeo.

Entre 2008, 2009 y 2010 se dan una serie de mano a mano digamos que circunstanciales dados que en cada caso fue una decisión de última hora por la baja de un compañero. En el primer año fue en Utiel (Valencia) con toros de Manuel y Antonio Tornay en mano a mano con El Cid por baja de Espartaco, lesionado días antes. En la temporada siguiente ocurrió algo similar en Gijón (Asturias) con Toros de Conde de Mayalde que por la ausencia de Morante se quedó en mano a mano con El Juli. Y en 2010 en su tierra, con reses de Zalduendo alternó de nuevo con la figura madrileña por la terrorífica cornada de Julio Aparicio en Madrid que estaba anunciado.

Se sucedieron entonces una serie de ‘encontronazos’ con Morante de la Puebla en los que el público disfrutó de inmensas tardes de toros. Empezó cortando un rabo en Jerez a un gran toro de Núñez del Cuvillo en 2011, meses después triunfarían los dos en El Puerto de Santa María saliendo a hombros con el mayoral de Cuvillo. Una oreja conseguiría en Nimes de una corrida de Victoriano del Río con el genio de La Puebla en septiembre de 2012. Precisamente ese año, en la feria de San Miguel de Sevilla abriría la Puerta del Príncipe tras una redonda actuación en el mano a mano con Alejandro Talavante. Para más inri había abierto ya la soñada Puerta del Príncipe en la Feria de Abril de aquel año.

En el año 2013 se acuartela en varios mano a mano con El Juli con la suerte negada por el juego de los toros en casi todos sus encuentros. Empezaron en julio en Valencia con Garcigrande, siguieron en Huelva con Cuvillo —en esta sí triunfaron—, continuaron en Bilbao y terminaron en Nimes con la salida a hombros del alicantino. Por medio hubo un interesante mano a mano en la Real Plaza del Puerto de Santa María con Morante en el que Se vivió una fantástica tarde de toros.

En 2014 fue de nuevo con Morante de la Puebla con quién toreó en mano a mano y no en escenarios menores. En la Feria del Caballo de Jerez cortó tres orejas a una corrida de Juan Pedro Domecq imponiéndose en un reñido mano a mano, sin embargo el de La Puebla fue el único que tocó pelo en Bilbao con toros de Cuvillo y, finalmente, triunfaron los dos en Valladolid con un buen encierro de Zalduendo.

Su presentación en Portugal como matador de toros llegaría en 2017 en la plaza de toros de la capital con un mano a mano (o mano a pata) con Hermoso de Mendoza. La actuación de José María Manzanares en Lisboa dejó huella con los toros de Núñez de Tarifa.

Esta tarde José María Manzanares y Pablo Aguado tienen una cita con la historia del toreo en una plaza tan señera como es la de El Puerto de Santa María. Si los toros de Juan Pedro Domecq lo permiten, será la continuación del idilio de la plaza gaditana con el alicantino y la creación de un nuevo mano a mano para repetir en muchas plazas.

RELACIONADO