spot_img

Lluvia de orejas y buenas sensaciones en Aznalcóllar

Fotografía: Sara Navarro

Calerito, Daniel de la Fuente y El Melli se han repartido once orejas en la novillada de Aznalcóllar, en la que se ha lidiado un manejable encierro de El Cotillo.

 

Estas novilladas con aire de preparación para citas más importantes también tienen su relevancia, porque en ellas se calibra lo que puede pasar cuando lleguen los días claves.
De Calerito quedó clarísimo que sabe torear, que tiene oficio y temple, y que con la espada no tiene confianza. Deberá solucionar el problema, porque tanto con el capote como con la muleta evidenció soltura, dominio y saber estar. Se acopló bien con su primero, que era blando y manejable; y fue haciéndose con la embestida del cuarto, fuerte pero de buen fondo, hasta acabar por torearlo muy bien especialmente con la mano derecha.

Daniel de la Fuente, a diferencia con su compañero, dejó una estocada en la yema en el primero de su lote, con movilidad y no tanta clase. Y tres cuartos de espada en el otro, pese a no ayudarle en la suerte suprema. Con éste se arrimó mucho, que era lo que demandaba su media arrancada. Y antes, el exceso de ganas quizá le impidiera el acople en determinados momentos en su faena al segundo de la tarde, pero no obstante le pegó muletazos muy notables.

Con menos suerte en el lote, El Melli y también menos toreado, puso muchísima voluntad y no se quedó atrás en el triunfo, también porque el presidente parecía tío carnal de los chavales y no dejó sin sus trofeos a nadie.

 

FICHA

Con media entrada se han lidiado novillos de El Cotillo, bien presentados y manejables en general, destacando el cuarto. Calerito, cuatro orejas. Daniel de la Fuente, cuatro orejas. El Melli, oreja y dos orejas.
Incidencias: los tres novilleros salieron a hombros.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img