spot_imgspot_img

Las plazas de toros históricas de Madrid

Llegamos al ecuador de San Isidro, la feria taurina más importante de la temporada, y la Plaza de Toros de Las Ventas, la considerada capital del toreo, está siendo testigo de tardes buenas y otras no tanto. Pero mucho antes de su construcción, Madrid ya estaba considerada la ciudad con mayor importancia en el orbe taurino, por lo que vamos a conocer brevemente, las otras plazas de toros que han conocido los aficionados madrileños.

PLAZA DE TOROS DE LA PUERTA DE ALCALÁ

La plaza de toros conocida como de la Puerta de Alcalá, fue durante 125 años la plaza de toros de la ciudad de Madrid (periodo comprendido entre 1749 y 1874). A pesar de su antigüedad, contaba con un aforo nada desdeñable, pues tenía aproximadamente unas 12000 localidades. De hecho, su demolición no fue por ningún motivo estructural ni de antigüedad, pues se debió al famoso “Plan Castro”, que originó el famoso barrio de Salamanca (la plaza ocupaba aproximadamente los terrenos de las calles Claudio Coello y Conde de Aranda).

Un decreto fechado el 8 de octubre de 1754 consigna que la plaza se edificó por mandato de Fernando VI y fue regalada por el monarca a los Reales Hospitales General y de la Pasión, para que la administraran e invirtieran los beneficios en obras de beneficencia. Un documento del Archivo Histórico Nacional demuestra que se estaba construyendo en marzo de 1749.​ La dirección de la obra se suele atribuir a Ventura Rodríguez y a Fernando Moradillo, aunque se han encontrado planos fechados en mayo de 1749, firmados por Juan Bautista Sachetti.

En relación a su estructura, la construcción partió de una base de madera en sus tendidos rodeada en su exterior por una base de cal y canto, con una fachada de mampostería enfoscada y sin decoración; ya entrado el siglo XIX, la inestabilidad del graderío de madera provocó que finalmente fuera sustituido por uno de piedra.

Grabado litográfico con vista aérea de Madrid en la que se aprecia la antigua Plaza de Toros de la calle de Alcalá (La Ilustration).

 

LA PLAZA DE LA FUENTE DEL BERRO

En enero de 1873 se inició la construcción de una nueva plaza por la zona de la Fuente del Berro, al lado derecho de la entonces carretera de Aragón (lugar hoy ocupado por el Palacio de los Deportes). Era de estilo neomudéjar (muy de moda en la época) según proyecto de los arquitectos Emilio Rodríguez Ayuso y Lorenzo Álvarez Capra, con un aforo para 13120 espectadores, con localidades mucho más amplias y cómodas.

Se inauguró oficialmente el 4 de septiembre de 1874, y en su ruedo se vivieron alguna de las épocas más importantes de la tauromaquia, desde la rivalidad de Lagartijo y Frascuelo hasta la de Gallito y Belmonte, pasando por el toreo de Guerrita, Bombita, Machaquito, Chicuelo o Domingo Ortega.

En su ruedo, también perdieron la vida algunos toreros de importancia, como es el caso de Manuel García «Espartero» (corneado por el toro de miura Perdigón de la ganadería de Miura el 27 de mayo de 1894) y Manuel Granero (corneado por el toro Pocapena, de Veragua, el 7 de mayo de 1922). Francisco Vega de los Reyes «Gitanillo de Triana», también fue corneado en esta Plaza el 31 de mayo de 1931, por el toro Fandanguero, de Pérez-Tabernero, y a consecuencia de ella falleció el 14 de agosto de ese mismo año.

El último festejo tuvo lugar el 14 de octubre de 1934.

Vista general de la antigua Plaza de Toros de la carretera de Aragón.

 

UNA PLAZA OLVIDADA: LA DEL BARRIO DE TETUÁN

Pero además del coso principal, Madrid contó durante muchos años de una segunda plaza, la localizada en el actual barrio de Tetuán.

La Plaza de Toros de Tetuán de las Victorias empezó a construirse en el año 1870, no sin cierta polémica, por la morfología del propio barrio y la necesidad de otros edificios de esparcimiento antes que un coso taurino. En sus inicios, la plaza tenía los muros de ladrillo rojo, ventanas de estilo mudéjar y un gran portalón de entrada.  En este año de 1899 fue reconstruida y ampliada. Ahora contaba con un aforo de 7.000 espectadores y era principalmente de madera. La nueva plaza fue inaugurada con reses de don Félix Gómez el 11 de octubre de 1900 por Antonio Montes, que tomaba la alternativa, y por el novillero José Palomar (Palomar Chico). A partir de este año sobrevinieron varias reformas, hasta que en 1907 se sustituyeron los tendidos de madera por unos nuevos de ladrillo y cemento, se le dotó de dependencias ineludibles, incluida una enfermería, y su capacidad se aumentó hasta 9.000 espectadores.

Su época de mayor esplendor fue la década de los años 20, cuando su empresario era el famoso Domingo González «Dominguín» quien sometió a la plaza a una gran reforma en 1924 a cargo del arquitecto don José Rameno Soriano. Reformó las dos plantas del edificio que estaba adosado al coso taurino: en la planta baja se dispuso el despacho de billetes, las oficinas y la enfermería y en la planta alta dormitorios, cocina, capilla y un cuarto para el empresario. Su estilo era similar al de otras tantas plazas de la época, así como de tantos edificios que aún se conservan el barrio de Tetuán: ladrillo visto, estilo neomudéjar.

Como curiosidad, decir que en esta plaza tomó la alternativa el famoso diestro mexicano Rodolfo Gaona y que, en ella, un jovencísimo Manuel Rodríguez “Manolete”, debutó con picadores.

En el espacio que ocupó en su momento hoy en día se alza un conservatorio de música. Coincide aproximadamente con el espacio formado entre las calles de Bravo Murillo (aproximadamente número 297), Marqués de Viana y la calle Ceuta.

Placa colocada en el barrio de Tetuán en el lugar que ocupaba la antigua plaza de toros.

 

UN PASO A LA MODERNIDAD: PLAZA DE TOROS MONUMENTAL DE “LAS VENTAS”

Y por último, la plaza de toros de Las Ventas. Con el boom que supuso la irrupción de Joselito y Belmonte y la necesidad de hacer cosos más grandes con entradas más baratas, se comenzaron a proyectar Plazas de Toros Monumentales y, de todas ellas, el coso que acoge la actual Feria de San Isidro es el mejor ejemplo que nos queda vivo.

Una plaza con mucha historia, que repasaremos en otro artículo…

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img