La PAC 2023-2027 aprobada sin discrimar a la raza de bravo

La Unión de Criadores de Toros de Lidia, en compañía de sus entidades homólogas en Portugal y Francia -Associação Portuguesa de Criadores de Toiros de Lide y Association des Eleveurs Français de Taureaux de Combat- respectivamente, ha ofrecido este mediodía una rueda de prensa para informar sobre la defensa de los intereses ganaderos del sector de bravo en el marco de la Política Agraria Comunitaria -PAC-.

El presidente de la Unión de Criadores, Antonio Bañuelos, acompañado por el portugués Pedro Canas Vigouroux, vicepresidente de la asociación de bravo en su país y Gerardo Arroyo en representación de Alexandre Virgile, responsable de la misma en Francia, ha anunciado que la PAC ratificada ayer por el Parlamento Europeo ha rechazado las dos enmiendas aprobadas por una minoría de eurodiputados que discriminaban a la raza de bravo de las ayudas europeas. Este hecho además de una violación de los Tratados Europeos, suponía un impacto económico para el sector de bravo calculado en más de 200 millones de euros.

En este sentido, el Presidente español afirmó “UCTL ha trabajado para todos los ganaderos y generosamente ha conseguido salvar el campo bravo, y por tanto la viabilidad de la Tauromaquia”.

Partiendo de la base de que la Tauromaquia no recibe ninguna ayuda directa de la Unión Europea, que únicamente son los ganaderos quienes perciben ayudas vía PAC al igual que el resto del bovino extensivo europeos, se ha señalado que el objetivo de los grupos animalistas era lograr que los ganaderos de bravo no obtuvieran ninguna ayuda PAC, discriminando al sector ganadero de bravo europeo y, en consecuencia, estrangulando económicamente la actividad cultural taurina.

En el encuentro de medios se ha explicado las dos fases de la negociación comprendidas en dos periodos legislativos del Parlamento Europeo que se iniciaron en 2018 hasta la actualidad. Una primera fase con un Parlamento menos fraccionado y donde se trabajaba con los dos grandes grupos políticos hegemónicos (populares EPP y socialistas S&D), pero en una segunda fase, tras las elecciones europeas, con un arco parlamentario muy fraccionado y con gran presencia de los grupos ecologistas radicales lo que dificultaba las gestiones.

Entre objetivos iniciales que se marcó la UCTL para el arranque de la nueva legislatura era obtener una votación de los Reglamentos financieros PAC por el Pleno del parlamento que mantuviera los hitos alcanzados por la UCTL en la anterior legislatura. También, era esencial seguir ahondando en la mejora reputacional que ayudara a transmitir en la nueva Eurocámara los aspectos medioambientales, sociales y económicos asociados al toro bravo.

El 19 de octubre de 2020, los grupos ecologistas presentaron por sorpresa una lista de enmiendas a la PAC muy agresivas contra los intereses del toro de lidia. En total se presentaron siete enmiendas (que finalmente dos pasaron a la fase final de negociación institucional conocida como ‘Triologos’) que estaban destinadas a eliminar cualquier tipo de ayudas de la PAC a los criadores de bravo, una discriminación por razones ideológicas y una violación del Derecho Europeo.

Ante una situación tan dramática para el sector, por primera se estableció una alianza ganadera España-Francia-Portugal de forma que en el proceso decisorio de las negociaciones (Trilogos) se trabajase coordinadamente con los Estados Miembros, eurodiputados de los tres países, y la Comisión. Se generaron informes de análisis jurídico de las enmiendas, informes del impacto económico y socio-medioambiental de las mismas y se pusieron en las mesas y despachos de quienes tenían voto.

Desde la Asociación Portuguesa de Criadores de Toiros de Lide, se consiguió el total apoyo de la presidencia de turno de la Unión Europea que en 2021 estuvo en manos de Portugal.

Por otro lado, Association des Éleveurs Français de Combat, se reunió con diversos diputados nacionales y miembros del gobierno galo a muy alto nivel, mientras, el presidente de UCTL, Antonio Bañuelos y el directivo, Juan Pedro Domecq, se reunieron con el Ministro de Agricultura Luis Planas el pasado mes de febrero para exponerle la situación a la que se enfrentaban los ganaderos de bravo.

Además, las tres entidades se coordinaron en la firma de un manifiesto histórico que ha sido apoyado por las asociaciones agrarias más relevantes de los tres países ‘Una PAC Verde no puede vetar a la ganadería más sostenible’.

El Parlamento Europeo dio su visto bueno el jueves 9 de septiembre de 2021 a las tres normativas que componen la nueva Política Agrícola Común (PAC) que se aplicará a partir de enero de 2023 habiendo rechazado las enmiendas contrarias a la ganadería de bravo. Se ratifico así el acuerdo alcanzado en junio de 2021. El pleno del Parlamento Europeo ha votado el día 23 de noviembre dicho acuerdo, ratificando así la votación realizada en septiembre por la Comisión de Agricultura del Parlamento y los compromisos alcanzados.

Los ganaderos de bravo salvaguardan así sus derechos legítimos a recibir ayudas europeas y estar incluidos dentro de la PAC entre 2023- 2027.

‘Ha sido un hito juntar a los tres países en una finalidad común, que era defendernos del acoso que estábamos sufriendo’, ha afirmado Antonio Bañuelos, Presidente de la Unión de Criadores y, añadió “tenemos claro que todo este trabajo no acaba aquí. Hay un obsesivo ataque contra el toro bravo por parte de ciertos grupos de la Unión Europea y que va a continuar por distintas vías, incluidas las leyes de bienestar animal. Y aunque hayamos conseguido frenarlos hasta 2027, hay que seguir manteniendo en alerta este frente internacional en Bruselas”.

Pedro Canas Vigouroux, vicepresidente de la Associação Portuguesa de Criadores de Toiros de Lide, resaltó igualmente “la importancia de todo el trabajo realizado. Vimos que los políticos europeos estaban mal informados, que habían tenido más en cuenta a gente que está en contra y no tenían un conocimiento exacto de la realidad. Por eso ha sido tan importante la alianza entre los tres países”.

Por último, Gerardo Arroyo, en representación del francés Alexandre Virgile, resaltó la importancia de la PAC para Francia hasta aseverar que “sin PAC no podría haber agricultura”. Además, desveló las intenciones de los grupos antitaurinos en la Eurocámara, cuya finalidad era “no puedo cargarme al toro, pero sí al ganadero”. Para lo que era, sin duda “una discriminación injusta y, nos pusimos a trabajar a través de informes jurídicos que demostraron dicha discriminación hasta desmontar jurídicamente dichas enmiendas”.

RELACIONADO