spot_img

La Hermandad de San Bernardo rinde tributo a Pepe Luis en su estación de penitencia

Ayer se vivió un Miércoles Santo muy especial en el barrio de San Bernardo. La Virgen del Refugio, al pasar por la casa en la que naciera Pepe Luis Vázquez Garcés, cruzó a los sones del pasodoble que compuso en su honor el maestro Farfán.

Además, el capataz del paso de palio pidió que la «levantá» de los costaleros justo en este tramo fuese también en memoria del ‘Sócrates de San Bernardo’, «que tanta gloria le dio al Toreo», dijo. La Virgen llevaba además la saya que se hizo a partir del capote de paseo que el maestro donara en su día a la Hermandad.

 

Se rendía así tributo, con motivo del centenario de su nacimiento, a uno de los más grandes toreros que ha dado Sevilla y la propia historia de la Tauromaquia. Fue un momento de intensa emoción, con sus hijos y nietos presentes, en el barrio en el que nació, creció y dio sus primeros pases, en los corrales del Matadero Viejo.

San Bernardo es un barrio torero por excelencia y la historia así lo demuestra: Costillares, Curro Cúchares, Curro Guillén, Los Hipólito, Pepete, Diego Puerta… y, por supuesto, la saga de Los Vázquez. Y la Hermandad de San Bernardo es conocida como la «Hermandad de los Toreros», con más de 200 hermanos registrados en ella desde su fundación. Ayer recordó a uno de los más grandes no sólo en la plaza, sino también humanamente.

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img