spot_imgspot_img

Juan Pedro Domecq: “Podemos estar ante la Puerta del Príncipe que Sevilla debe a Morante”

Un clásico del abono sevillano, la que ha encumbrado a grandes toreros, la que sueñan con torear los que aspiran a crear obras para la eternidad. Un hierro, en ocasiones, demonizado que contesta a base de triunfos en grandes escenarios. Toros sevillanos que encajan por hechuras y comportamiento a la idiosincrasia de la afición maestrante. Hará doblete en la Feria de San Miguel que se inaugura esta tarde. Dos toreros, muy ligados a la casa, repiten en las dos comparecencias de Juan Pedro Domecq: Morante de la Puebla y Juan Ortega.

¿Qué significa cargar con el peso de la feria lidiando dos tardes? (sólo Garcigrande iguala el doblete)

Sevilla siempre es una especial ilusión. Cualquier ganadero sueña lidiar en La Maestranza. Hacerlo además dos tardes es una mezcla de ilusión y responsabilidad tremenda. Creo que es el cierre más exigente que he tenido en mi vida como ganadero.

¿Cómo se decide qué corrida se lidia un día y qué corrida se lidia otro?

He distribuido los toros tratando de equilibrar cada corrida por genética y morfología. Una vez definidos los dos lotes, lo sorteamos. Este trabajo de equilibrio es un ejercicio de intuición porque realmente no se puede saber lo que va a pasar.

¿Hay cinqueños en las dos corridas?

No. Pese a que el año pasado no lidié prácticamente nada, son dos corridas cuatreñas. Tenía preparada una corrida para la feria y otra para San Miguel. Finalmente se lidian prácticamente a la vez. En este tiempo he seleccionado muy bien los toros que quería llevar, es una plaza muy exigente a la que hay que llevar lo mejor que uno tiene. Ya he quitado casi todos los cinqueños, ya sea lidiándolos o toreándolos en el campo.

¿Veremos algún toro de Parladé?

En la segunda corrida hay uno, y será de los últimos. En los momentos que vivimos considero que no es necesario tener un segundo hierro. El último año que herré con Parladé fue el guarismo 8. Cada vez quedan menos.

Morante de la Puebla, en una temporada para enmarcar, tiene dos tardes en el abono de Sevilla con su divisa. ¿Qué espera?

Morante está en estado de gracia, estamos viviendo su temporada más regular. Ha habido grandes cosas en casi todas las tardes que ha toreado toros de Juan Pedro este año. Si tenemos suerte podemos estar ante la Puerta del Príncipe que Sevilla le debe.

El toro ‘Nardito’ situó en el mapa a Juan Ortega en 2020 en Linares. Una faena que fue un impacto. Ahora debuta en Sevilla como matador de toros con tres tardes en el abono, dos de ellas con su ganadería.

Es lo que ha hecho grande esta ganadería. Los toreros con una forma especial de torear se encuentran con un toro con una forma especial de embestir. Un toro que permite hacer ese toreo sublime, ese toreo tan especial, es el que quieren encontrarse en las plazas. Juan Ortega está disfrutando de estar en la élite del toreo gracias a aquella faena y estoy seguro de que vendrán más de esa dimensión.

Pablo Aguado es otro torero que se entiende especialmente bien con los toros de su ganadería.

Es un torero de Sevilla que está cuajando una temporada enorme, ahí quedó la tarde del Puerto de Santa María con esta ganadería.

Y Roca Rey completa el póker de toreros que se enfrentarán a sus toros.

Bueno, Roca Rey es una gran figura del toreo, el que más aficionados arrastra en este momento. Es un orgullo que esté en uno de nuestros carteles en esta feria. Son dos cartelazos se miren por dónde se miren.

De nuevo en Linares, pero en este 2021, un toro suyo ocasionó una faena emblemática como fue la del rabo que logró Morante bajo los compases de Orobroy del piano de Dorantes.

El propio Morante ha definido esa faena como la faena de su vida. Fue un toro bravo que soportó el toreo curvilíneo de Morante. Embistió de principio fin. Fue una obra larga, poderosa, rotunda, de un artista supremo y en plenitud como es Morante.

No deja en ahondar en un tipo de toro, tienta durante todo el año, ¿verdad?

El ganadero tiene que adaptarse al público y a los toreros de su tiempo. No dejar de buscar sementales, de buscar esa embestida que emociona. Por eso tiento todo el año, es fundamental tener el pulso de la ganadería. Conocerla bien, saber el momento en el que está y tratar de mejorarla continuamente.

¿Cuál es la lección de su padre que tiene más presente en su día a día?

Mi padre creó un toro con unas virtudes enormes, entre otras la fijeza. Para mí es fundamental. El toro sólo mira la muleta del torero por eso, un torero puede olvidarse del cuerpo y crear algo único. Es la virtud a la que doy más valor y de la que mi padre se preocupó mucho. Es un toro con un ritmo especial, que se adecua a una forma especial de torear.

¿En qué ha evolucionado desde que usted la dirige?

Es un toro que humilla más, más potente, transmite más. Si una ganadería no evoluciona, no subsiste. Todo se ha trabajado sobre una base excepcional que creó mi padre.

¿Cómo lo ha conseguido?

A través de la selección y de un manejo realmente exquisito.

No ha aparecido anunciado en la Feria de Otoño de Las Ventas, sin embargo, es una de sus plazas.

Creo que es la ganadería más regular en Madrid de la última década. En ese tiempo he recibido en tres ocasiones el premio a la corrida más brava de la feria. En 2019 se me premió con el mejor toro de San Isidro. En las dos últimas corridas que lidiamos hubo una Puerta Grande cada tarde. Cualquier ganadería con esos resultados tendría que tener un reconocimiento total.

A falta de estas dos corridas del abono sevillano ¿Qué balance hace del 2021?

Han pasado cosas muy importantes. En Huelva recibimos el trofeo a la mejor corrida, en la que se indultó uno de los toros. En Alicante también fuimos premiados como la mejor corrida. La de El Puerto de Santa María fue excepcional. La de Málaga fue otra gran corrida de toros y en Albacete, aunque salió a hombros Ureña, fue otra buena corrida en la que fallaron las espadas. En general, ha sido un año muy interesante, que esperamos que concluya al mismo nivel.

¿Qué espera de su paso por esta feria?

Mis toros son sevillanos y están en su plaza, me siento querido y exigido. Espero que salga como todos deseamos.

Imagen: Cristina Quicler

spot_img

RELACIONADO

spot_img