spot_imgspot_img

Joselito Adame: ‘No pensé que estaría un mes con collarín y parado, pero voy a llegar a Pamplona con todas las garantías’

El pasado 17 de mayo, Joselito Adame sufría una espeluznante voltereta en el primer muletazo a su segundo toro de su única tarde en San Isidro. Espeluznante, por dos motivos. De un lado, la violencia del golpe seco que recibió del toro. De otro, la feísima caída contra el suelo, con todo el peso de su cuerpo, sobre el cuello. Mañana, se cumplirá justo un mes. Y sigue en el dique seco. Sin embargo, el matador de toros mexicano recibió ayer una gran noticia: la retirada del collarín y la ansiada luz verde para comenzar a entrenar este fin de semana. ¿El objetivo? Pamplona, por supuesto, llegar con todas las garantías y mostrar la misma seriedad que en Madrid‘. 

‘Como seguí en el ruedo… Quizás la gente le restó cierta importancia a la voltereta y a mi estado de salud, pero es que yo tampoco pensé que iban a ser tan graves las consecuencias, ni por asomo pensaba que iba a estar cuatro semanas con un collarín puesto, por fortuna, ayer ya me lo quitaron y sólo voy a tener que ponerme uno provisional para determinadas situaciones y que se adapta a la vida normal que me han dicho que vaya incorporando’, explica el torero azteca, sobre su ‘contusión cervicodorsal’ a Toreteate.

Adame, de este modo, comenzará durante el fin de semana a retomar su vida normal y, eso, ‘incluye también el ejercicio de manera gradual’. ‘Me han dicho que en un par de días ya puedo empezar a entrenar, por fortuna los dolores ya no son tan intensos, pero todavía tengo algunos vértigos, así que poco a poco’, explica antes de añadir bromeando: ‘Bueno, como decimos en México, sarna con gusto no pica’. 

Y es que Joselito Adame no quiere descuidar la rehabilitación con una fecha clara en el horizonte. El próximo 9 de julio está anunciado en San Fermín, donde lidiará la corrida de José Escolar, junto a Rubén Pinar y Javier Cortés.

‘Por supuesto que es el gran objetivo, es mi próxima fecha y no quiero perderla, más aún siendo una plaza y una feria como Pamplona que, además, regresa después de la pandemia y está de aniversario, una lesión así requiere de un proceso lento, pero que nadie dude que si Dios quiere voy a estar en Pamplona y que voy a ir con todas las garantías, mostrando la misma seriedad, la misma identidad que la afición española me pudo ver en Madrid‘, vaticina.

Aquella tarde, Joselito Adame derrochó verdad con un lote muy duro de Chamaco, sobrero bis que abrió plaza, y Araúz de Robles. El hidrocálido descuenta ya las horas para volver delante del toro: ‘La intención consensuada con los médicos es que la última semana de junio pueda comenzar ya a hacer campo, no veo el momento la verdad, porque cuánto más alejado estás del toro, más deseos tienen de querer sentir los trastos en la mano’.

Hablando de sensibilidad, cuánto afecta una lesión motriz, en las cervicales, como la que ha sufrido el bravo toreo mexicano, a la sensibilidad a la hora de manejar y pulsear los trastos. ‘Es verdad que los primeros días estaba percibiendo menos sensibilidad, pero a medida que han ido menguando tanto esos dolores que te decía como, sobre todo, la inflamación, voy recuperando mucho más el tacto, el pulso en las manos, menos rigidez en las muñecas, pero claro torear de salón, no es hacerlo en el campo, por eso la importancia de volver al campo pronto’, valora.

Joselito Adame, Madrid, Feria de San Isidro

‘SIENTO AHORA LA MISMA RABIA QUE HAN VIVIDO ANTES OTROS PAÍSES VECINOS’

Por desgracia, charlar con Joselito Adame en estos días hace que sea imprescindible tocar un tema triste, pero por desgracia ya vivido anteriormente en otras ciudades: la prohibición de las corridas de toros en Ciudad de México. ‘Siento mucha rabia, la misma rabia que han vivido antes otros muchos países vecinos y que, ahora, nos ha tocado vivir a nosotros en primera persona, no podemos relajarnos, porque esto no acaba aquí, puede extenderse a más ciudades y siento cierta angustia, porque se pueda expandir este veto’, advierte visiblemente preocupado.

‘Es una decisión meramente política, públicamente estoy seguro de que se puede hacer mucho más para trabajar en la defensa de la Tauromaquia en todos los países taurinos, es un golpe muy duro, pero quiero confiar en que seremos capaces, con esfuerzo, de invertir esta situación y que no dejen a La México sin las corridas de toros’, concluye.

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img