Así te hemos narrado on line la vuelta a los ruedos de José Tomás en Jaén

Cuarto toro:

El cuarto lució el pial de Juan Pedro Domecq. Un toro más lavado de cara que resultó manejable. Lo recibió a pies juntos, meciendo el capote José Tomás, que después intercaló saltilleras y caleserinas en un vistoso quite. En el último tercio, el animal llegó con cierta alegría en las primeras tandas y el madrileño lo aprovechó, a pesar del viento, para torearlo en redondo en tandas emocionantes y de embroque muy ceñido. Destacó una tanda al natural, citando de frente, con el compás abierto antes de unos estatuarios junto a las tablas coronados por un pase del desdén de cartel. Tras una gran estocada, cortó otra oreja.

Tercer toro:

El tercero lució, de nuevo, el hierro de Victoriano del Río. Fue un animal que, a pesar de tener cierta clase en las telas, desde el principio mostró poca movilidad. Sin embargo, el de Galapagar hizo un esfuerzo con él y lo toreó muy ajustado por ambas manos para terminar calentando al tendido en el tramo final de la obra. La espada funcionó y le pidieron de forma mayoritaria una oreja que, tras recoger José Tomás, ha presentado al presidente y optó por dejarla en el suelo.

Segundo toro:

El segundo, de preciosas hechuras, fue un animal complicado, que siempre se vencía en el viaje, especialmente por el pitón derecho. Esto, unido a su constante cabeceo en cada una de sus embestidas, hizo que José Tomás, tras mostrarlo por ambos pitones, abreviara. Lo macheteó y fue a por la espada. Sin opción.

Primer toro:

Rompió plaza un burraco que manseó en los primeros tercios tras el recibo por delantales de José Tomás. El quite, por chicuelinas, estuvo condicionado por esa condición del toro, algo abanto también. Luego, comenzó el trasteo, que fue de más a menos, por estatuarios. Más de media docena, caminando ceremonioso, dejándolo llegar y pasándoselo muy cerca. Destacaron dos tandas por el derecho, toreando encajado, pero la faena se diluyó al probarlo con la zurda. Se le resistió el acero y, tras pinchazo, estocada contraria y tres descabello, escuchó palmas.

RESEÑA

Plaza de toros de La Alameda, en Jaén. Corrida Extraordinaria Festividad Virgen de la Capilla. Lleno de ‘No hay billetes’. Toros de Victoriano del Río (1º y 3º), Álvaro Núñez (2º) y Juan Pedro Domecq (4º), el 1º, bien presentado y de buen juego aunque mansito; el 2º, falto de recorrido, el 3º, buena clase aunque a menos; y el 4º, de mejorable presentación y manejable juego.

José Tomás, (de catafalco y oro), en solitario, pinchazo, estocada contraria y trasera y tres golpes de descabello (palmas). En el segundo, pinchazo y estocada (silencio). En el tercero, gran estocada (oreja). En el cuarto, gran estocada (oreja).

Incidencias: Tras el paseíllo, José Tomás fue obligado a saludar desde el tercio por parte del respetable. En el 4º, se desmonteró Sergio Aguilar, en banderillas.

spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img