spot_imgspot_img

Importante Los Maños y la dimensión de Gilio, que cae herido

La divisa aragonesa lidia una destacada novillada con tres ejemplares de claras posibilidades. El mexicano sobresale por su gran concepto del toreo y cae herido de gravedad.

La primera novillada de San Isidro estuvo protagonizada por un noble encierro de Los Maños y la cogida de Arturo Gilio -que dio una gran dimensión-. El mexicano tuvo una destacada presentación en Madrid tras firmar dos importantes faenas, cada una con sus matices. Lamentablemente cayó herido cuando finalizaba la obra ante el quinto. El novillo le atravesó el talón de Aquiles, quedando prendido unos segundos. Trató de volver a la cara del toro pero le fallaron las fuerzas  y tuvo que retirarse a la enfermería. El parte del doctor García Leirado confirmó después la gravedad del percance: herida con orificio de entrada y otro de salida con una trayectoria de 25 centímetros.

A ese novillo que le echó mano en el final del trasteo le tenía cortada una oreja con fuerza. Empezó la faena rodilla en tierra y la faena fue tomando vuelo sobre la diestra del mexicano que se preocupó de dejarle la muleta empapada en la cara para tirar de la embestida con temple hasta el final. El novillo rompió en clase cuando desarrolló la humillación apuntada durante la lidia de Fernando del Toro. Descolgado. Por el izquierdo parecía que sabía lo que se dejaba atrás, menos franco pero aún así pasando humillado. Gilio consiguió pulsearlo también por ahí. La faena estaba hecha, quizá un poco antes podría haber ido a por la espada. Cuando fue a cerrarlo de forma torera, pasándolo a dos manos el novillo lo derribó y fue en el suelo donde entró la punta por el talón de Aquiles. Imagen muy desagradable.

Buena imagen había dejado ante el segundo que abría la cara con agresividad en el gesto. Se echó el capote a la espalda de salida para torearlo directamente por gaoneras en el saludo en el tercio. Arriesgado arranque. Siguió con la misma disposición. Su concepto de empapar a los animales en el vuelo de la muleta y girar sobre sí mismo provocó algunas protestas por parte del público más exigente. Muy ceñido todo lo que hizo tuvo profundidad. Un potencial basado en la capacidad y el valor sereno. Estuvo algo fría la plaza que no terminó de entrar en la faena del novillero. Cerró con unas bernadinas muy arriesgadas. Aun así se le pidió la oreja de forma leve y saludó una rotunda ovación.

Por encima de los trofeos y dejando el percance a parte. La imagen de Arturo Gilio fue francamente buena. De un novillero cuajado, preparado para todo y con una importante proyección.

La otra faena destaca de la tarde fue la que realizó Guillermo García Pulido al sexto. Otro buen novillo con su exigencia, especialmente por el pitón izquierdo por dónde embistió de forma más recta. Por el derecho tuvo buenas embestidas hasta el final. El novillero de la Escuela José Cubero ‘Yiyo’ firmó dos buenas tandas, bien rematadas. Muy dispuesto estuvo ante el tercero al que recibió con buenas verónicas ganando terreno hasta una revolera genuflexa que tuvo eco. A este tercer novillo le faltó humillación y entrega hasta el final. Aunque toreó el festival de la apertura de la plaza de toros de Las Ventas tras la pandemia, fue su presentación de luces -como sus compañeros-.

Carlos Domínguez no sólo hizo el paseo desmonterado sino que durante toda la tarde estuvo destocado, me imagino que por alguna lesión. Muy buenas formas en todos sus trazos pero faltos de pasión en general. El primero fue un gran novillo con el que destacó sobre la mano derecha tras iniciar la faena sin probaturas con la mano izquierda. Ante el cuarto, resolvió con un novillo que se frenó pronto. Estoqueó con efectividad al que cogió a Gilio. Para el recuerdo dos extraordinarias medias verónicas, una al primero de la tarde, otra al que cerró el festejo.

RESEÑA

Monumental de las Ventas. Lunes, 9 de mayo de 2022. Segunda de la Feria de San Isidro. Más de media entrada. Novillos de Los Maños, bien presentados y de buen juego en líneas generales. Sobresalieron el 1º, el 5º y el 6º.

Carlos Domínguez, azul marino y oro. Estocada suelta y estocada. Aviso (silencio). Estocada suelta y varios descabellos. Aviso (silencio). Estocada atravesada en el que mató por Gilio.
Arturo Gilio, azul turquesa y oro. Estocada trasera (saludos tras leve petición). Herido (palmas).
García Pulido, de blanco y plata. Estocada baja atravesada (palmas). En el sexto, pinchazo y estocada perpendicular (palmas de despedida).

 

PARTE MÉDICO DE ARTURO GILIO

Herida por asta de toro, con orificio de entrada en cara posterior interna 1/3 inferior de pierna izquierda, con una trayectoria de 25 cm. que produce destrozos en tejido celular subcutáneo y presenta orificio de salida en cara posterior de dicha pierna. Tras ser intervenido en la enfermería bajo anestesia general, es trasladado a la Clínica de la Fraternidad. Pronóstico grave. Dr. García Leirado.

spot_img

RELACIONADO

spot_img