spot_img

Importante imagen de Alejandro Adame en Villaseca

El novillero mexicano destaca por su gran capacidad en el desafío San Martín-Dolores Aguirre

La faena de mayor contenido al ecuador del festejo fue la de Alejandro Adame. Recibió a su primer novillo de San Martín con muy buena disposición abrochando el saludo con una preciosa media. El novillo cárdeno embistió con pujanza y nobleza. El mexicano lo entendió perfectamente, por los dos pitones. Muy suave, enganchando con los vuelos. El novillo terminó desparramando la vista pero no le afectó a Adame que continuó con la misma intensidad. Pese a tirarse con contundencia la colocación de la espada malogró lo conseguido. Ovación.

Alejandro Adame confirmó en el sexto la buena imagen dada ante el tercero. El novillo de Dolores Aguirre tuvo gran alzada aunque de cara no fue agresivo en cuanto a su expresión. El mexicano lo recibió con variedad y buen estilo: dos chicuelinas y una buena media. Bien picado. Fue brindado al ganadero de El Montecillo: Víctor Guijarro. Este novillo resultó tardo y corto de viaje especialmente en los últimos muletazos de cada tanda. El mexicano, muy sereno en todo momento, buscó la colocación consiguiendo buenos muletazos. Se mostró valiente, solvente y con capacidad para aprovechar las virtudes dentro de la exigencia. Importante imagen la que dio. Lamentablemente con la espada estropeó lo logrado.

Un novillo muy amplio de San Martín abrió la novillada. Falto de humillación pero con nobleza. José Antonio Lavado se mostró solvente. Por el pitón derecho consiguió mayor continuidad. Estoqueó al segundo encuentro de media estocada.

En la segunda mitad del festejo se lidiaron los novillos de Dolores Aguirre. El primero, un colorao absolutamente exagerado de trapío resultó muy áspero. Lavado resolvió de nuevo, sin mayores glorias debido a la complicación encontrada.

Cristian Pérez resolvió con un complicado segundo, muy orientado. Dio la cara el novillero albaceteño en una meritoria labor que concluyó con una estocada atravesada.

Cristian Pérez expuso mucho con el quinto. Otro novillo que no lo puso nada fácil. El albaceteño aguantó miradas y superó las dificultades en una labor bien planteada. Muy dispuesto en todo momento. Pese a la exigencia y dificultad del novillo se puede decir que fue un ejemplar encastado de la divisa sevillana. El novillo se apagó en la fase final de la faena y se puso complicado para entrar a matar.

 

 

RESEÑA

Plaza de toros de La Sagra, en Villaseca de la Sagra (Toledo) España.  Quinta del Alfarero de Oro. Lleno. Novillos de San Martín (1º, 2º y 3º) y Dolores Aguirre.

José Antonio Lavado, (de blanco y oro), silencio y silencio.

Cristian Pérez, (de marino y plata), silencio y silencio.

Alejandro Adame, (de blanco y oro), ovación con saludos tras avisos y silencio.

Incidencias: Marcos Prieto saludó tras parear al tercero.

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img