Ignacio Olmos: «Estoy contento y agradecido a Dios»

El ya matador de toros Ignacio Olmos reaparece mañana después de la cornada sufrida el día de su alternativa en Tomelloso, hace apenas dos semanas. Lo hará con los puntos puestos.

Y será en su pueblo, Mora de Toledo, con otros dos toreros de la localidad como son Eugenio de Mora y Ángel  Téllez; y enfrentándose a una corrida portuguesa que llevará el hierro de Santa María. «No le tengo muy cogida la pista -dice Ignacio- pero es una buena corrida de toros».

Estos días apenas ha podido trotar un poco y torear de salón, pero no tiene ninguna intención de perderse la tarde de mañana. «Los puntos me tiran -explica- pero ya me han quitado el drenaje y puedo torear». En estos días, a caballo entre la convalecencia de la cogida y la mentalización para el regreso, ha sacado conclusiones positivas de su doctorado. «No fue la faena soñada -reconoce- pero me sentí bien, muy seguro delante del toro de la ceremonia, al que además maté bien y le corté las dos orejas». Ese toro también le levantó los pies del suelo «pero fue por culpa mía», aclara, «y el otro, el jabonero que me pegó la cornada, ya me había avisado al salir del caballo, pero había que apostar y no me perdonó». Respecto al sentido del toro sobre el utrero, y más siendo cinqueño piensa que «el hecho de que me cogieran no necesariamente tenga que ver con la edad de los enemigos, si bien es verdad que con ese último toro, si hubiese sido un novillo, igual me hubiera escapado, aunque nunca se sabe».

Además de la cornada, la voltereta fue terrible y cayó de muy mala manera, quedando aturdido por el golpe en una escena dramática que, por fortuna, no pasó a mayores. Viendo además lo que le sucedió a Emilio de Justo al poco tiempo, Ignacio tiene claro que le ha acompañado la suerte:

«Estoy contento por cómo me sentí con el toro del triunfo, y muy agradecido a Dios porque la cogida del sexto toro no tuvo consecuencias mucho peores. He visto las imágenes y son muy desagradables».

Repuesto ya en todos los sentidos, mañana continúa la aventura. Y será en su tierra y con su gente. Suerte.

spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img