spot_img

Leonardo abrocha por la Puerta Grande la Feria de la Albahaca

La Feria de la Albahaca de Huesca puso el broche con una corrida de rejones en la que Leonardo se coronó como triunfador y salió en hombros. Rui Fernandes Diego Ventura pasearon una oreja cada uno.

Leonardo desató la locura en el coso oscense. Le correspondió un buen toro de Campos Peña, encastado y con emoción. El caballero desplegó un magisterio de dominio de terreno y distancias, colocando las banderillas con gran acierto. Enterró el rejón de muerte y cortó las dos orejas.

Otra destacada actuación tuvo con el toro que cerró la Feria que, aunque le pidieron otra oreja, el palco no lo estimó oportuno.

La tarde arrancó con Rui Fernandes paseando el primer trofeo de un toro de Francisco Campos Peña, que tuvo movilidad. El portugués dio una lección de doma clásica, que gustó mucho en los tendidos.

No pudo rematar Rui Fernandes la tarde con el cuarto, aunque tuvo una leve petición. Dejó una faena de mucha entrega y pureza.

Diego Ventura esgrimió una faena destacada que malogró con el rejón de muerte. El toro tuvo el fuelle justo que le bastó para plasmar momentos vibrantes. El sevillano realizó una faena medida, al venirse a bajo pronto su oponente.

Ventura acarició la Puerta Grande en el quinto de la tarde. Realzó una faena de mucha conexión, cuajándolo de principio a fin. Una vez más, destacó a lomos de «Nómada», el caballo estrella de la tarde. Paseó una oreja por culpa del rejón de muerte.

 

RESEÑA

Plaza de toros de Huesca España. Última de la Feria de la Albahaca. Lleno. Toros de Francisco Campos Peña, desiguales de juego.

Rui Fernandes, oreja y silencio.

Diego Ventura, ovación con petición y oreja.

Leonardo Hernández, dos orejas y ovación con saludos tras petición.

 

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img