spot_img

Puerta Grande de López Simón en Guadalajara, con una actuación importante de Luque

Foto: Prensa Daniel Luque

López Simón ha sido el triunfador de la tercera corrida de la Feria de la Antigua, al cortar un trofeo de cada uno de sus toros. Otra paseó Daniel Luque del segundo, mientras que la espada le privó de salir en hombros junto a su compañero. El Fandi se fue de vacío tras la negativa del palco a concederle la oreja.

López Simón recibió con un emocionante ramillete de verónicas. Se encontró con un astado áspero y con genio, que tenía muchas teclas. El madrileño anduvo con mucha firmeza, imprimiendo ritmo en las embestidas. Hubo dos tandas meritorias en las que logró someterlo. Poco a poco fue acortando la embestida y buscando al torero. Acabó metiéndose entre los pitones para rematar en redondo. Acertó al segundo intento con la espada y obtuvo un trofeo.

El sexto, de José Vázquez, manseó de salida, rehuyendo de la pelea en varas. López Simón lo muleteó por bajo para sacarlo a los medios. Pasaba embistiendo a media altura con brusquedad. El torero fue amoldándola, logrando torear reunido. El hándicap fue la falta de emoción por la nula transmisión de su oponente. Mató al primer encuentro y cortó otro premio.

Se le coló en dos ocasiones el segundo en el recibo de capa a Daniel Luque, que instrumentó una especie de natural con mucha suavidad. Le faltó pujanza en los primeros compases de la faena. El de Gerena, con intelegencia y mando, logró que rompiera hacia adelante, dándole el toque preciso y alargando la embestida. El del hierro de Fuente Ymbro parecía otro. Luque firmó series importantes con ligazón y hondura por ambos pitones. Tras la estocada, paseó una oreja.

Lanceó con suavidad al quinto, Daniel Luque. Mostró una seguridad pasmosa frente a un astado que aunque tomaba bien el muletazo, le costaba salir. Buscó la profundiad en los muletazos con toques sutiles, toreando para el toro. Con la espada se esfumó la Puerta Grande.

El Fandi saludó con una larga cambiada de rodillas al primero de la tarde para proseguir a la verónica junto a chicuelinas y revolera. Fue en el remate cuando el toro cayó y se lastimó la pata trasera izquierda. Se corrió turno y salió el «Fuente Ymbro» que se reseñó como cuarto en el sorteo. Lo lanceó con la pierna genuflexa con temple. Por chicuelinas, lo llevó galleando al caballo, el mismo palo por el que quitó después. Vibrante fue el tercio de banderillas, que culminó con un par al violín que puso al público en pie. Al último tercio llegó el astado desfondado, defendiéndose en cada muletazo. Después de librarse en dos ocasiones de la cornada, optó por abreviar.

En cuarto lugar saltó el sobrero de José Vázquez, al que El Fandi le instrumentó dos larga cambiadas de rodillas. Formó un lío con el variado quite, que continuó en banderillas. Tuvo que poner un cuarto par por petición popular insistente. Quiso comenzar la faena de rodillas, pero el toro se le vino con brusquedad, colándose cuando ya estaba en pie. Se quedaba muy cortito por ambos pitones, pero el granadino le plantó cara con la ambición que acostumbra, poniendo todo lo que le faltó al animal. Metió la espada con agilidad. Hubo una fuerte petición pero el palco no lo estimó oportuno.

 

RESEÑA

hierro fuenteymbro

Coso de Las Cruces, en GuadalajaraEspaña. Tercera de la Feria de La Antigua. Media entrada. Toros de Fuente Ymbro y José Vázquez (el 4º como sobrero y 6º), bien presentados y de juego desigual.

El Fandi (de añil y azabache), silencio y ovación con fuerte petición de oreja.

Daniel Luque (de grana y oro), oreja y ovación.

López Simón (de azul y oro), oreja y oreja.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img