spot_imgspot_img

El arrebato de Morante y la espectacularidad de El Fandi, a hombros en Granada

La segunda corrida de la Feria del Corpus de Granada resultó muy entretenida. Morante de la PueblaDavid Fandila «El Fandi» salieron a hombros tras cortar dos orejas cada uno, mientras que Pablo Aguado solo pudo pasear una por la espada.

El festejo comenzó con un minuto de silencio por el fallecimiento del maestro Andrés Vázquez y en memoria por quinto aniversario de la muerte de Iván Fandiño.

 

Morante de la Puebla saludó al primero de su lote con varias bonitas verónicas. No terminó de lucirse el recibo de capa al engancharle el Juan Pedro. No estuvo sobrado de fuerzas el animal, aún así el sevillano mostró muchas disposición y buen hacer. Mató de una estocada y paseó la primera oreja de la tarde.

Para lidiar al cuarto hubo un baile de corrales. El de Juan Pedro fue devuelto por inválido. En su lugar salió un sobrero de Jandilla, que fue sustituido también por otro del mismo hierro. Este salió con muchos pies y no pudo lucirse Morante con el capote. Con la muleta, la faena fue de menos a más. El diestro sevillano estuvo muy entregado, viviéndose momentos de arrebato. Incluso toreó de rodillas. Clavó la espada en todo lo alto y le llegaron a pedir las dos orejas.

 

 

El segundo fue un toro de más a menos, que tuvo mucha movilidad en los primeros tercios, pero llegó más apagado al último. El Fandi lo recibió por verónicas y lo llevó galleando por chicuelinas al caballo. Enloqueció a los tendidos en banderillas, colocando hasta un cuarto par. El granadino estuvo solvente frente un animal sin casta y con muchas teclas. Acabó con él con una estocada.

 

El Fandi no se se quiso dejar ganar la pelea y recibió al quinto con dos largas cambiadas de rodillas, a las que le siguieron verónicas y chicuelinas. El tercio de banderillas fue otro auténtico espectáculo, con el público en pie. El granadino realizó una lidia completa al mejor toro del encierro. El toro tuvo mucha movilidad, cualidad que supo aprovechar. Se volcó para matar y paseó las dos orejas.

 

El tercero salió sueltecillo de los capotes. Fue un toro justito de fuerzas al que Pablo Aguado condujo a media altura con templanza. Dejó muletazos con la figura encajada, con naturalidad y ligazón. Sentenció con una estocada que le valió un trofeo.

Aguado no pudo acompañar a sus compañeros en la salida a hombros por culpa de la espada. Le tocó en suerte un sexto toro sosito, que no le ayudó mucho. El sevillano, con actitud y entrega, puso todo de su parte.

 

RESEÑA

Plaza de toros de Granada España. Segunda corrida de la Feria del Corpus. Media entrada. Toros de Juan Pedro Domecq, de juego desigual, el cuarto como sobrero bis de Jandilla.

Morante de la Puebla (purísima y oro): oreja y oreja con petición de la segunda.

El Fandi, que sustituye a Cayetano (azul pavo y oro): silencio tras petición y dos orejas.

Pablo Aguado (verde hoja y oro): oreja y ovación con saludos tras aviso.

Incidencias: tras finalizar el paseíllo se guardo un minuto de silencio por el fallecimiento de Andrés Vázquez y el quinto aniversario de la muerte de Iván Fandiño.

spot_img

RELACIONADO

spot_img