spot_img

García Padrós habla de «posible fractura vertebral»

Emilio de Justo ha sido cogido en su primer toro al entrar a matar, y ha sido trasladado a un hospital con un fortísimo traumatismo cervical.

 

 

El extremeño se volcó en el morrillo y fue volteado de manera terrible, cayendo sobre el cuello y siendo levantado de nuevo por el toro de Pallarés, al que le había hecho una gran faena a la postre premiada con una oreja. Se levantó el torero por su propio pie y lo atendieron junto al estribo, pero finalmente lo trasladaron a la enfermería. El daño en el cuello ha debido ser tremendo.

La corrida se queda en manos del sobresaliente Álvaro de la Calle mientras al torero extremeño lo han inmovilizado y trasladado al hospital. El primer parte facultativo es muy escueto y habla de «un traumatismo cervical de pronóstico grave pendiente de estudio radiológico». Después, el doctor García Padrós  ha sido entrevistado por los compañeros del Canal Toros y se ha referido a «una posible fractura vertebral», si bien ha aclarado que ha mantenido la movilidad en todo momento y que, además, no lleva cornada. Además ha explicado que «ha entrado en la enfermería con un dolor muy fuerte y que iba en aumento; y se le han suministrado anti inflamatorios».

Uno de los hombres de confianza de Emilio de Justo, el también matador Guerrita Chico, ha explicado que Emilio estaba consciente, quería salir de nuevo al ruedo, pero además es que tiene un bulto en la zona del cuello que hay que saber a qué se debe.

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

RELACIONADO

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img